25 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Messi: "Necesitaba irme pero nunca llevaría a juicio al club de mi vida"

Messi

Messi

El argentino acaba de anunciar en una entrevista en Goal.com que se queda en el FC Barcelona y deja por los suelos a Bartomeu.

Se acabaron dos semanas de suspiro, de tener el corazón en un puño, de tira y afloja, de manos a la cabeza. Leo Messi se queda en el FC Barcelona. Así lo ha anunciado en una entrevista al diario Goal.com, donde ha hablado de absolutamente todo y ha dejado a Bartomeu en un lugar horrible

"El presidente siempre dijo que a final de temporada yo podía decidir si me quedaba o no y ahora se agarran a que no lo dije antes del 10 de junio cuando resulta que el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus este de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas. Al final, el presidente no cumplió su palabra, ha afirmado. 

"Voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Jamás iría a juicio contra el club de mi vida", ha continuado. 

En cuanto al proyecto del Barça durante los últimos años, se ha mostrado tremendamente contundente: “Hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros”. 

Para los que ahora duden de su profesionalidad este año, Messi sostiene que "voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Sentí mucho dolor de que se haya dudado de mi barcelonismo con todo lo agradecido que estoy a este club. Le amo y no voy a estar mejor acá que en ningún lado. Aún así estoy en el derecho de poder decidir. Me iba a buscar nuevos objetivos y nuevos retos". 

Veremos cómo reaccionan los aficionados del Barça a estas declaraciones y qué está preparando Bartomeu para que el FC Barcelona no vuelva a hacer el ridículo. Quizá la última imagen de Messi como azulgrana sea levantando una Champions y no con la cabeza hundida después de haber recibido ocho goles. 

 

 

Comenta esta noticia