23 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una cita de lo más melancólica unirá durante al menos un día a Cuevas y Ponce

Enrique Ponce y Paloma Cuevas cuando formaban una pareja que parecía eterna

Enrique Ponce y Paloma Cuevas cuando formaban una pareja que parecía eterna

Aunque la pareja ya está rota por la relación del torero con Ana Soria, un acontecimiento muy especial para los dos les obligará a estar irremediablemente juntos al menos por unas horas.

Parecía una relación eterna pero, contra todo pronóstico, cada uno ha tomado un camino diferente por la infidelidad de él. Paloma Cuevas y Enrique Ponce ya llevan vidas separadas pero, además de las dos hijas en común, hoy domingo compartirán algo juntos, aunque en la forma de un recuerdo tan especial como melancólico.

Ponce y  Cuevas formaban un matrimonio que, para los ojos de la gente, era indestructible, y posiblemente para ellos también. Lo que no sabían ninguno de los dos es que el paso del tiempo les pasaría factura. Y así llegamos al punto de hoy, 25 de octubre, cuando se cumplen 23 años de un enlace que se antojaba perpetuo pero que hace unos meses saltó por los aires.

Y es que la que aquel 25 de octubre de 1997 se casaba de lo más enamorada veía como su marido y ella eran portada de todas las revistas y tema de conversación en todas las tertulias de los programas de televisión por su ruptura sentimental. Una separación que venía acompañada de una tercera persona, lo que fue la guinda del pastel.

 

No solamente era un bombazo que Enrique Ponce y Paloma Cuevas se separaran para siempre porque, como cantaba la más grande, se les rompió el amor, sino que una joven de 21 años, Ana Soria, había ocupado el corazón del torero y esta se postulaba como la razón por la que el matrimonio hubiese puesto punto y final a su relación.

Aunque todavía no haya quedado claro este punto, por mucho que Enrique Ponce haya hablado vía comunicado o vía llamada telefónica, lo que sí que sabemos es que la empresaria está pasando por el peor momento de su vida al ver que todo lo que tanto esfuerzo le costó de construir se ha derrumbado en tan solo meses.

 

 

Hoy hubiesen celebrado 23 años de casados y lo cierto es que el pasado siempre vuelve a nuestra mente. Así que, allá donde estén cada uno, y estén con quien estén, seguro que en estas horas estarán unidos por el recuerdo de aquel 'Sí, quiero' en la Catedral de Valencia. Una ceremonia inolvidable para muchos españoles y que para ellos, no puede ser menos.

 

Comenta esta noticia
Update CMP