20 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El ex abogado de Trump se declara culpable de ocho cargos y señala al presidente

Michael Cohen ha asegurado bajo juramento que el presidente de Estados Unidos le ordenó cometer un delito pagando a dos mujeres para influir en las elecciones y que puede incriminarle.

Michael Cohen, ex abogado del presidente estadounidense, Donald Trump, se entregó este martes al FBI tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía, que le investiga por fraude fiscal y bancario y violación de la ley electoral, y ha afirmado que el mandatario "le ordenó cometer un delito".

"Hoy se ha puesto de pie y ha declarado bajo juramento que Donald Trump le ordenó cometer un delito pagando a dos mujeres para influir en las elecciones. Si esos pagos fueran un delito para Michael Cohen, ¿por qué no serían un crimen para Donald Trump?", ha señalado el abogado de Cohen, Lanny Davis, a través de su cuenta en la red social Twitter.

En declaraciones posteriores a la CNN Davis ha indicado que su cliente tiene información que podría incriminar al mandatario. "Michael Cohen tiene información que podría ser interés para Mueller en su investigación sobre una conspiración para corromper la democracia estadounidense", ha señalado, en referencia a la investigación sobre la colusión con Rusia que está llevando a cabo el exdirector del FBI Michael Mueller.

Cohen se ha entregado al FBI horas antes de que tuviera que comparecer ante un tribunal de Manhattan, en medio de fuertes rumores de los que se ha hecho eco la prensa estadounidense acerca de un posible pacto entre las partes.

Una vez en la sede jurisdiccional, se ha declarado culpable de ocho cargos: cinco de evasión fiscal, uno de fraude bancario, uno por contribuciones empresariales ilegales y otro por contribuciones excesivas a la campaña electoral, en relación con el dinero que entregó a varias mujeres para comprar su silencio sobre sus relaciones con Trump.

Además, ha declarado que "en coordinación y bajo la dirección de un candidato a un cargo federal" ocultó información que habría sido perjudicial tanto para el candidato como para su campaña, en una aparente alusión a Trump.

Davis ha asegurado que su cliente ha decidido declararse culpable porque está preparado para "poner por delante a su familia y país y contar la verdad sobre Donald Trump".

La actuación de Cohen obedece a un acuerdo alcanzado por la Fiscalía, según el cual su marco penal ha quedado reducido a entre tres y seis años, tal y como recoge la cadena estadounidense CNN, si bien los expertos apuntan a que le podrían caer hasta 65 años de prisión.

Esta confesión es un duro revés para Trump. Cohen ha formado parte de su círculo de confianza durante la última década, primero como su abogado personal y después como asesor en la campaña electoral y en el Gobierno.

Comenta esta noticia
Update CMP