23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Villarejo pide destapar la identidad de la persona que quiere imputar al Emérito

El Emérito, junto al Rey Felipe en un acto institucional.

El Emérito, junto al Rey Felipe en un acto institucional.

El excomisario exige al magistrado García Castellón que le cite a declarar y amenaza con arrojar luz sobre una tenebrosa oferta que dice haber recibido para dar la puntilla a Juan Carlos.

En el Palacio de la Zarzuela tienen ya más que asumido que al Rey Felipe le espera, como al resto de los españoles, un otoño muy caliente. Con la esperada declaración judicial de Corinna en el horizonte, este martes ha sido el excomisario José Villarejo, perejil de todas las salsas, el encargado de romper su silencio con una velada amenaza: quiere destapar en sede judicial una oferta que dice haber recibido para arrojar luz sobre el supuesto entramado financiero que Don Juan Carlos habría utilizado en Emiratos Árabes, el destino elegido para su autodestierro.

Viniendo del superpolicía de las cloacas todo debe ponerse en cuarentena. Pero Villarejo se ha movilizado para contar lo que dice saber. Ha enviado una carta al juez de la Audiencia Nacional que instruye la macrocausa Tándem para solicitarle que le cite a declarar con "urgencia" para contestar en sede judicial a una oferta que habría recibido a cambio de desvelar unas supuestas estructuras bancarias en los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Dice que, según le transmitieron, ese testimonio permitiría "imputar al rey emérito".

En esa carta, el comisario carga duramente contra el juez Manuel García-Castellón y contra el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán, y le pide que no anule su declaración que estaba programada para el 7 de septiembre en el marco de la pieza separada número 5, denominada Carol, o que en todo caso, le cite antes de que arranque el juicio que tiene previsto para el 18 de septiembre por calumnias y denuncia falsa contra el que fuera jefe de los espías españoles.

En esa pieza 5, el instructor investiga el trabajo que pudiera haber realizado el comisario para la examiga de Juan Carlos I Corinna Larsen, relacionado con una investigación a su asistente personal, puesto que la empresaria alemana estaba preocupada por las conversaciones telefónicas que mantenía su ayudante.

"Le pido, por tanto, que con la mayor urgencia pueda declarar y mantenga el día 7, porque debo contestar en sede judicial a una oferta recibida si desvelo unas supuestas estructuras bancarias de los Emiratos que están convencidos que conozco", dice textualmente, para luego añadir que le transmitieron que con su testimonio "podrían así imputar al Rey emérito y justificar así su viaje a Abu Dhabi".

Comenta esta noticia