20 de noviembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Jaime Peñafiel confiesa, por primera vez, el drama infantil que le une al Rey

Jaime Peñafiel no tiene problemas en reconocer su experiencia

Jaime Peñafiel no tiene problemas en reconocer su experiencia

El acoso escolar une al rey y a Jaime Peñafiel. Ambos lo sufrieron en su infancia y cada uno lo combatió a su manera. El periodista, plantando cara, y el soberano, en silencio.



Ya es curioso el destino que ha querido unir al rey Felipe VI y Jaime Peñafiel en una curiosa circunstancia ocurrida durante la infancia. Y es que tanto el soberano como el periodista fueron víctimas de bullying, esa terrible lacra de la que tanto se habla en nuestros días y que se ha cobrado la vida de muchos jóvenes.

Hace muy poco que Peñafiel, en entrevista concedida a la revista Pronto, reveló que don Felipe fue víctima de acoso escolar en sus tiempos de estudiante en el colegio Los Rosales. En una ocasión, el soberano fue encerrado en un armario por sus compañeros de pupitre. No se sabe qué le dijeron, pero el caso es que no se movió. Cuando empezaron las clases, un profesor alertó de la ausencia del entonces príncipe y empezaron a buscarle hasta que lo encontraron. En este sentido, el periodista pone en boca de don Felipe las siguientes palabras sobre su pasado escolar en el centro donde hoy acuden sus hijas, las infantas Leonor y Sofía: “Había días en que iba más a gusto que otros. Dependía de lo que allí me esperaba”. Pero el bullying volvió a repetirse cuando don Felipe ingresó en la Academia Militar. Allí le hicieron las novatadas conocidas como la serpiente y el pichón.

Ya en su biografía y siempre que ha tenido ocasión, Jaime Peñafiel ha reconocido que fue un niño raro. Se vestía de negro, con traje y corbata, y así iba a la escuela. Pues bien, según ha comentado en el exitoso Hora Punta de Javier Cárdenas, su look provocó que sus compañeros le acosaran. Él, al igual que la Pantoja, se defendió a base de “Dientes, dientes, que eso les jode”. Fue en esos días cuando Jaime, que a veces gustaba de hacer campana, se excusaba ante los profesores diciendo que un familiar había muerto y de ahí su ausencia continuada. “Duró, lo que duran dos peces de hielo en un whiskey on the Rocks”, que canta Joaquín Sabina, porque le descubrieron un día que sus padres acudieron al centro escolar y los profesores les dieron el pésame.

Don Felipe no ve con buenos ojos a Peñafiel. En parte por lo mucho que ha cargado contra doña Letizia y también por las críticas hacia él. De hecho, cuando se hablaba de la posible abdicación de don Juan Carlos y la subida al trono de su hijo, el periodista se mostró muy contrario. Alegó que al entonces príncipe le faltaba preparación y que sería un desastre por el proceder de su esposa. El tiempo ha demostrado que Jaime estaba equivocado. Los reyes están trabajando mucho y bien. Esto es algo que el pueblo reconoce y aplaude.

Comenta esta noticia
Update CMP