El pesquero de Santa Pola amenaza con volver a puerto con los migrantes

La iniciativa humanitaria United4Med, creada por las organizaciones Mediterránea, Open Arms y Sea Watch, ha pedido a los gobiernos europeos que asuman la responsabilidad ante los 12 migrantes a bordo del pesquero español Nuestra Madre Loreto y procedan a su evacuación ante el peligro que corren tanto los supervivientes como la tripulación.

A través de un comunicado difundido en Twitter, United4Med requiere una solución "inmediata" tras una situación que califica de "muy crítica", por lo que insta a los gobiernos de España, Italia y Malta a llegar a un acuerdo para encontrar un puerto seguro "en el menor tiempo posible".

Además, la organización ve "probable" que las condiciones meteorológicas, que ya han sido "duras" estos días, empeoren rápidamente, lo que pondría en peligro la estabilidad del barco y la seguridad de todas las personas a bordo.

A parte de la tripulación, que, según United4Med, ya ha estado viviendo esta situación "dramática", en el barco se encuentran 12 personas en condiciones precarias de salud, incluidos dos menores de edad, que sobrevivieron a un naufragio y que muestran signos "evidentes" de torturas sufridas en los campos de detención en Libia.

Este viernes, la organización humanitaria solicitó a Malta que uno de los supervivientes a bordo del Nuestra Madre Loreto fuera trasladado en helicóptero a la costa por problemas médicos, concretamente por deshidratación.

El barco lleva una semana a la deriva, después de que el pasado jueves rescatase a una docena de personas en aguas del Mediterráneo cercanas a Libia.

Por otra parte, según recoge el diario Información, el armador de Nuestra Señora de Loreto, el santapolero Pascual Durá acaba de lanzar un ultimátum al Gobierno al que comunica que "si en unas horas" no se da una solución para los once inmigrantes que tiene a bordo desde hace nueve días se volverán a España con los rescatados. José Durá, padre del capitán del pesquero de Santa Pola, ha tomado esta decisión después de que la embarcación que recogió a los inmigrantes no haya recibido respuesta a su petición de ayuda.

Otra concentración

Al  mismo tiempo, los familiares de la tripulación han convocado para esta misma tarde una concentración en la plaza de la Glorieta de Santa Pola, es la segunda que se celebra en menos de 48 horas en la villa marina, con el objetivo de apoyar a la tripulación del pesquero y a la vez realizar "presión" para que el Gobierno actúe, informan los familiares de los pescadores en un comunicado.

Tras nueve días en aguas internacionales, lamentan que "nadie ofrece una solución segura" al pesquero y que "la única que ha ofrecido el Gobierno español es desembarcar en Libia, lugar nada seguro ni para la tripulación ni para los 12 náufragos recogidos por el pesquero". "El armador ya lleva tres rescates a sus espaldas y este está siendo en más complicado y largo de todos", advierten.

Ximo Puig

Asmismo, el 'president' del Gobierno valenciano, Ximo Puig, ha vuelto a reclamar este sábado una solución "inminente" para el pesquero y ha urgido a poner fin a esta situación "de una vez por todas".

"Que los países de Europa sepan que no se puede hacer del Mediterráneo un cementerio", ha reivindicado a preguntas de los periodistas antes de la representación de la ópera 'La flauta mágica' en el Palau de Les Arts de València.

Puig ha reconocido que la Generalitat es consciente de que la situación para el barco, con base en Santa Pola, es "complicada" y ha recordado que tiene que ver con la legalidad internacional.

Ximo Puig: "Que los países de Europa sepan que no se puede hacer del Mediterráneo un cementerio"

Ahora bien, ha subrayado que, para el Consell, "el hecho humanitario es absolutamente prioritario". "Lo que es cierto es que todavía ahora las personas que están en el barco están en graves dificultades", ha advertido.

Ante esta situación, el 'president' ha vuelto a reclamar una solución inmediata y "que los países de Europa sean conscientes que no se puede hacer del Mediterráneo un cementerio".

Isabel Bonig, presidenta del PPCV también ha igido al Gobierno de España una solución a esta crisis que ha puesto en peligro a la tripulación y migrantes de Santa Pola. La responsable popular está siendo muy activa en las redes sociales con este asunto.

También la alcaldesa socialista de Santa Pola, Yolanda Seva, ha reclamado a las autoridades españolas y europeas una solución ante la angustia que viven los vecinos de la localidad, donde la familia del armador y tripulantes son muy conocidas y queridas. Santa Pola se ha vuelto a concentrar, la segunda protesta en dos días, para presionar a las autoridades competentes.

Comenta esta noticia
Update CMP