Juan Francisco Pérez: “El problema del Gobierno es que miente constantemente"

Juanfran Pérez Llorca defiende la política de consensos, pese a gobernar con mayoría absoluta en Finestrat

Juanfran Pérez Llorca defiende la política de consensos, pese a gobernar con mayoría absoluta en Finestrat

El alcalde de Finestrat ha posicionado al municipio como el segundo destino turístico de la provincia de Alicante y ha convertido al Puig Campana en la primera montaña inteligente de Europa.

Enclavado en plena montaña alicantina, Finestrat es uno de esos pueblos que planta cara al despoblamiento. Su término municipal nace a los pies del Puig Campana y desemboca en el mar, por eso vienen los turistas que buscan aventura y naturaleza y los que anhelan la tranquilidad de estar en primera línea de playa sin los agobios de otros destinos masificados.

Juan Francisco Pérez es el alcalde del municipio desde 2015 por el Partido Popular. Antes había sido concejal de Deportes, Turismo, Hacienda y Limpieza, entre otras. En sus dos legislaturas ha obtenido mayoría absoluta. En 2019 fue el alcalde más votado de la provincia de Alicante en municipios de más de 5.000 habitantes. Ahora tiene diez de los trece concejales del pleno. Los otros tres son del PSOE. Aun así, está empeñado en buscar acuerdos y consensos. 

Entre sus aficiones está el teatro -al que dedicó buena parte de su juventud-. Le gusta la comedia, las fiestas de su pueblo y la cría de perros. Tiene camadas de Bretón Francés y todos los días busca un hueco para estar con sus animales.

Su etapa como actor le ha dado tablas para hablar en público. Coordinador general del PP de la provincia de Alicante, fue director de campaña de Carlos Mazón para el «XV congreso» y le ayudó a ser presidente del PP alicantino.

Viene de familia empresaria de la hostelería, actividad que compaginó durante un tiempo con la política municipal. Es bromista, alegre, sincero y bonachón, y siempre dice la verdad.

En Finestrat no utilizan el término ‘extranjero’ porque consideran a todos los residentes como ‘finestratins’, teniendo en cuenta que el 50% de sus habitantes nacieron en otros países del mundo.

-¿Cuál es el secreto para combatir la despoblación?

En un municipio como Finestrat es fundamental la conectividad y la tecnología. Tenemos un núcleo urbano muy diseminado y eso hace que podamos estar conectados con todos los vecinos de la Cala, el casco histórico tradicional, las urbanizaciones diseminadas… Eso hace que vivir aquí aporte calidad de vida estando conectado con todo lo necesario.

El Puig Campana es la primera montaña inteligente de Europa. Está conectada con wifi para geolocalizar a quien suba a la montaña. Es el paraje más visitado y más importante de la provincia de Alicante, acuden cada año unas 20.000 personas.

Para hacer atractivo el municipio, lo más importante es dotarlo de los servicios necesarios. Muchos jóvenes de Benidorm y de otras ciudades del entorno están viniendo a vivir a Finestrat por eso. 

-¿Cómo se sale de la alargada sombra de Benidorm?

Estamos muy contentos de estar al lado de Benidorm. Es un referente en el turismo en España y en la Comunidad Valenciana. Es un motor turístico muy importante y eso nos ha permitido tener muchas cosas. Nosotros nos tomamos el desarrollo turístico de la localidad pensando en aquellas cosas que no tiene Benidorm. 

Allí la edificación es vertical y la nuestra es horizontal. Tenemos mucho entorno protegido. Todo lo que edificamos se hace muy diferente a como se edifica en Benidorm. Aquí hay muchos espacios verdes. Se ha primado la vivienda unifamiliar y hemos dotado de servicios la localidad, que también ha servicio para dotar de servicios a la comarca. Un ejemplo es el Boulevard Comercial. Nos viene muy bien que esté Benidorm al lado.

El año pasado Finestrat fue la segunda ciudad con más ocupación -tras Benidorm- y junto con Calpe

-¿Hay dos Finestrat; la cala y el pueblo?

Yo siempre he intentado que todo el mundo se sienta finestratí viva donde viva, y lo hemos conseguido con una dificultad añadida. Aparte de la dispersión geográfica, el 50% de la población son personas que han venido de otros países a vivir aquí. Eso refleja la gran hospitalidad que tiene la gente nacida de Finestrat.

Hay barracas de las fiestas que están formadas por personas de otras nacionalidades. Se emocionan con nuestras costumbres, y lloran cuando sale el patrón en la procesión, con el mismo fervor que alguien nacido aquí. Eso es lo que buscamos.

- ¿Cómo les ha afectado la Covid?

Nos ha afectado mucho porque somos un municipio turístico. El año pasado fuimos la segunda ciudad con más ocupación -tras Benidorm- junto con Calpe. Con esta crisis la capacidad hotelera de restauración y servicios se está viendo muy mermada porque no tenemos la gente que tendríamos unos meses de julio o de agosto normales.

-¿Esta situación ha paralizado los proyectos locales?

Las cosas que dependen del ayuntamiento van según los tiempos previstos, en cambio algunas cosas que dependen de otras administraciones nos están costando más alcanzarlas.

-¿Como cuáles?

La construcción del instituto por ejemplo. Es fundamental que Finestrat tenga un instituto en los próximos años. Salen cuatro autobuses en época escolar para llevar a los jóvenes a Villajoyosa. Es un coste en transporte y pone en riesgo a los chavales al desplazarlos a otro municipio. Aquí tenemos jóvenes suficientes para tener un instituto y ciclos de formación profesional, además tenemos el apoyo de Relleu y de Sella que prefieren que sus alumnos vengan aquí porque está más cerca de sus municipios.

Ahora que tanto se habla del despoblamiento rural tenemos la posibilidad de que demuestre la Generalitat que sí que cree en ese apoyo a los pueblos y apueste por infraestructuras necesarias para evitar la despoblación.

Tenemos una parcela de 12.000 m2 para hacer ese instituto, así que no entendemos por qué se demora tanto la conselleria en hacelo. Pedimos que entre ya en el Plan Edificant y se empieze a construir.

- ¿Y los de competencia municipal?

La Residencia Geriátrica va mejor porque depende del Ayuntamiento. Ya tenemos una empresa que ha presentado el proyecto y estamos en plazo para adjudicar la dirección de obra. Será la primera residencia geriátrica ‘anticovid’ porque se han hecho algunos cambios, para hacer que las habitaciones sean individuales, haya más espacios y tengan soporte médico y sanitario permanente dentro de la residencia. Si todo va bien, en septiembre se iniciará la construcción de este proyecto que va a generar muchos puestos de trabajo para personas empadronadas en el municipio.

-¿Tienen dinero?

Nosotros sí tenemos dinero para hacer frente a estos proyectos, pero ahora estamos preocupados porque el Gobierno de España quiere expoliar nuestros ahorros. No a los ayuntamientos, se lo expolian a los ciudadanos. Con el plan de ajuste les pedimos a los vecinos que se apretasen. Ahora que hemos conseguido bajar la deuda, reducir el déficit y tener ahorros, nos los quieren quitar.

El mayor incumplidor de la regla del gasto y del déficit de este país es el mayor inquisidor de la administración local. Ya no se trata de colores políticos, porque igual están los alcaldes del PSOE que ven como el Gobierno les va a quitar sus ahorros.

Mucha gente todavía no cobra el ERTE, ni las ayudas que el gobierno promete con la renta mínima, ni la dependencia. Esas personas vienen al Ayuntamiento porque es la administración más cercana, y aquí tenemos que ofrecerles una solución.

-Tiene mayoría absoluta y en cada pleno busca el consenso…

Es una premisa que he llevado siempre. He sido concejal en la oposición y sé lo fría que es. Hay que respetar mucho a todos los concejales porque los han elegido los vecinos. Soy un empeñado en buscar acuerdos siempre que sean buenos para el municipio. Hoy hemos tenido un pleno con 15 puntos y 11 ha habido unanimidad. No soy partidario del rodillo en una votación, eso es lo fácil, pero el ciudadano nos exige que seamos capaces de convencer y de sumar más gente a un proyecto y que lleguemos a acuerdos.

La política es el arte de persuadir y de saber buscar la manera de llegar a acuerdos. Se dice que en los pueblos se vota a la persona pero creo que también a los proyectos y a la capacidad que uno tiene de llevarlos a cabo.

Creo que la gente confió en mí porque empecé desde cero. Conozco bien la casa y sé cómo funciona este municipio

- ¿Es esa la carencia de Pedro Sánchez?

El primer problema de este Gobierno es que miente constantemente. Lo primero que tiene que hacer un político es no mentir. Si miente y no le da valor a su palabra ¿cómo le va a creer la sociedad?

¿Cómo puede pedir consenso si miente sin ningún tipo de pudor? No había comité de expertos y nos dijeron durante semanas que un comité de expertos tomaba las decisiones. Cuando tú no reconoces el número de fallecidos es porque algo escondes y te sientes responsable.

En política hay que ser transparente y contar las cosas, te puedes equivocar, pero mentir por mentir no lo concibo.

-De alcalde a diputado provincial y coordinador del PP

Creo que la gente confió en mí porque empecé desde cero. Conozco bien la casa y sé cómo funciona este municipio. Estoy muy agradecido a los finestratins porque ellos han sido los que han hecho que yo sea coordinador general del PP de la provincia de Alicante. Le agradezco mucho su confianza a Carlos Mazón. Mi caso es una muestra de que el PP está abierto a todos. Mazón dice que hay que conseguir atraer talentos y que este partido cada vez vaya a más. Yo lo suscribo.

-¿Ha nacido un nuevo PP en la provincia de Alicante?

Creo que es un PP más ilusionado, porque hemos recuperado alcaldías y hemos empezado a mejorar. Pero no es un nuevo PP, es el PP de siempre, pero más ilusionado. Carlos Mazón traslada mucha ilusión, porque es muy trabajador y siempre busca el acuerdo. Fíjate que hemos llegado a aprobar los presupuestos de la Diputación de este año con el respaldo de Compromís.

Vamos a intentar ilusionar a más gente para sumar personas. Ha habido más de 300 nuevas afiliaciones en dos semanas después del congreso.

-¿Tienen un mensaje alicantinista?

No exactamente. A diferencia de otros partidos -especialmente los nacionalistas- a los que les importa solo lo suyo y les da igual lo de los demás, nosotros potenciamos lo nuestro para fortalecer al conjunto. El eslogan de campaña es «más provincia, més comunitat». No pretendemos hacer fuerte solo lo nuestro. Queremos hacer fuerte lo nuestro para hacer fuerte la Comunidad Valenciana y hacer fuerte a España. Es la diferencia con los nacionalistas. 

Quien haya votado al PSOE puede venir al PP, también cualquier persona que haya votado a Ciudadanos. Salvo populistas y extremistas

-Pero hay que estar en los fueros donde se decide…

Es fundamental. Al alicantino se le tiene que oír en Valencia y en Madrid, pero se le tiene que oír de verdad. Fíjate ahora. En el gobierno de España está el PSOE y Podemos, y en el Botanic el PSOE, Podemos y Compromís. No se les oye. Por ejemplo ahora con el problema del turismo, por eso es fundamental que tengamos voz desde Alicante.

Otro ejemplo es que a la Ministra de Transición Ecológica no le gustan los trasvases y se va a cargar el del Tajo-Segura. A pesar de perjudicar a un sector importantísimo en la provincia de Alicante. Rompe el consenso que había solo por aplicar su criterio ideológico.

-¿El trasvase es uno de los pilares de la ejecutiva del PP alicantino?

El agua, el turismo y los asuntos económicos son los pilares que el presidente ha puesto como los fundamentales. Los va a llevar Eduardo Dolón, que conoce bien esos aspectos.

Los dos grandes problemas que estamos atravesando ahora mismo son los problemas del agua y los problemas del turismo, y ambos están siendo despreciados por el Gobierno Central.

-¿Con esas políticas ganarán apoyos?

Lo dice Teodoro García Egea. El espectro del PP es muy ancho, desde donde están los radicales de extrema izquierda hasta donde están los radicales de extrema derecha. En todo ese espectro entre esos dos puntos, cualquier persona puede estar en el  PP.

Quien haya votado al PSOE puede venir al PP, también cualquier persona que haya votado a ciudadanos. Salvo populistas y extremistas. Ahí está la gran mayoría de la sociedad, la que tiene entrada en este partido.

-¿Se ha ‘centrado’ el PP?

Creo que siempre hemos estamos en el centro. A veces hemos fallado en nuestra estrategia de comunicación y algunos lo han hecho muy bien en aprovechar para decir que estábamos radicalizados. Yo creo que el PP no ha cambiado, ‘nos han comido la tostada’ en comunicar que el PP ha cambiado, pero eso no ha ocurrido.

Cualquiera que vuelva a creer en el proyecto del PP puede volver, pero eso no significa que queramos que vuelvan todos

-¿Que vuelvan los que se fueron del partido?

Cualquiera que vuelva a creer en el proyecto del PP puede volver, pero eso no significa que queramos que vuelvan todos. No se trata de volver para mantenerse en una silla caliente porque aspiran a mantenerse en política o porque en el partido donde esté ahora la cosa no va bien. Eso no es lo que queremos en el PP.

Queremos gente que crea en este proyecto, en las ideas y en las cosas que queremos hacer. Que sume y no que divida. Bienvenidos todos para sumar. Habrá que ver caso por caso si se cumplen esos requisitos.

-¿En esa ‘suma’ se incluye intentar gobernar donde se pueda, como en Torremanzanas?

Allá donde se pueda no, sino allá donde se reúnan los requisitos para hacer una moción de censura. No solo tener la suma aritmética para recuperar la alcaldía.

Es necesario que la situación del municipio requiera hacer una moción de censura para mejorarlo. En Torremanzanas no se está haciendo una moción de censura con un tránsfuga, eso lo prohíbe la ley anti transfuguismo. Estamos llegando a un acuerdo con una persona que se presentó con el PSOE pero que nunca llegó a formar parte del grupo municipal por desavenencias con sus propios compañeros desde el principio.

Si esos requisitos de descontrol y desgobierno se dan, y la suma permite una moción de censura, la estudiaremos y la haremos en otros sitios también. Pero tenemos que mirar caso por caso.

El pacto con Cs en la Diputación es un pacto de legislatura

-¿Cómo ve a Ciudadanos, como aliado o como desestabilizador?

No me gusta valorar un partido que no es el mío. En algunos sitios gobiernan con el PP y en otros con el PSOE. Es cosa de ellos. Sí que valoro a mis dos compañeros de la Diputación. Yo les veo muy volcados con el proyecto de Mazón y auguro una legislatura estable. Aunque luego ellos gobiernen en sus municipios con el PSOE. A mí me preocupa la Diputación, y ahí veo estabilidad con Ciudadanos. La propia alcaldesa de Xixona -del PSOE- lo dijo muy claro, que su pacto de gobierno en el municipio no tiene que ver con la Diputación, que es un acuerdo a nivel local. Ella lo tiene tan claro como yo. El pacto con Cs en la Diputación es un pacto de legislatura.

-¿En qué ha fallado el Botànic?

Venían con tres cuestiones básicas. Decían que iban a desvivirse por la sanidad y tenemos el triple de listas de espera. El Covid ha sido un desastre de gestión.

En educación no han construido colegios ni institutos. Se han entrado en un debate absurdo por la lengua y por la concertada. En estos años no se ha solucionado nada, solo se ha crispado a la sociedad con los temas lingüísticos y educativos.

Y los temas sociales y de la dependencia son un desastre. En este tiempo de covid Mónica Oltra ha estado desaparecida, y los vecinos han venido a los ayuntamientos para pedir las ayudas y a que se valoren los casos de dependencia.

-¿Qué pueden hacer para recuperar la Generalitat?

Lo primero es obtener más votos que el PSOE. No nos quedamos muy lejos, así que es algo que puede ser. Trabajando desde Alicante, gobernando la Diputación y en la oposición en la Generalitat con Isabel Bonig, yo estoy convencido de que lo vamos a conseguir.

Es muy importante reforzar las estructuras locales en la provincia de Alicante para ponernos fuertes nosotros. Estar más estructurados y sumar para que la Generalitat Valenciana la recuperemos, porque hace falta. Hace mucha falta.

Comenta esta noticia