Puig pide a Sánchez que el sector cerámico no se vea obligado a cerrar

Puig en la videoconferencia con el presidente Sánchez y los presidente de comunidades autónomas.

Puig en la videoconferencia con el presidente Sánchez y los presidente de comunidades autónomas.

Reclama que se adelante el FLA extraordinario y se anticipe ya el 50% de la liquidación del modelo de financiación que se abona en julio, lo que permitiría inyectar 2.200 millones de euro.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha trasladado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la reunión con las comunidades autónomas mantenida este domingo la necesidad de adaptar la suspensión de la actividad económica en sectores no esenciales, decretada por el Ejecutivo central, a la realidad y diversidad de los sectores productivos de la Comunitat Valenciana, para lo que ha pedido aplicar una "flexibilidad exigente" compatible con las garantías para la salud de la ciudadanía.

Especialmente, en el caso de la Comunitat Valenciana, en lo que hace referencia a la industria pesada, como puede ser la cerámica. "Hay empresas que no pueden dejar de producir apretando un botón" sin poner en riesgo su equipamiento y la propia seguridad en el trabajo, ha señalado.

Por ello, ha planteado que el real decreto-ley de suspensión de la actividad económica "se aplique desde una flexibilidad exigente que tenga en cuenta la diversidad productiva y sea compatible con las exigencias de preservar la salud de la ciudadanía". La Generalitat propone en este sentido un calendario de aplicación que abarque tanto al sector cerámico como a empresas auxiliares de sectores esenciales.

Problemas de liquidez


Puig ha reclamado también que se activen los mecanismos de liquidez para las comunidades autónomas, especialmente para las más infrafinanciadas, como la valenciana. Las autonomías "no pueden ser un problema, sino parte de la solución", pero, para ello, tienen que poder pagar a sus proveedores, ha dicho.

Por ello, ha solicitado que se adelante el FLA extraordinario y se anticipe ya el 50% de la liquidación del modelo de financiación que se abona en julio. "Hablamos de unos 2.200 millones de euros que podríamos poner en circulación gracias a estas medidas", ha precisado.

El responsable del Consell ha solicitado así que la UE reaccione aprobando un Plan Marshall que contemple una "inversión potente" con la que poder afrontar la reconstrucción tras la crisis sanitaria, económica y social a la que aboca la pandemia. El jefe del Ejecutivo valenciano ha indicado, asimismo, que Europa debe "trabajar unida" con todas las instituciones para "garantizar la cohesión social y territorial". "Nos jugamos el futuro de Europa" y también "el de la propia humanidad", es decir, la persistencia de los valores que la aseguran, ha defendido.

Segundo avión de China y respiradores

El president ha avanzado, por otro lado, que el martes llegará a España un segundo avión de China con más material sanitario para la Comunitat Valenciana y que también a lo largo de la semana próxima habrá otros envíos, y ha precisado que se espera poder contar ya con algunos suministros procedentes de empresas textiles valencianas.

Tal y como ha subrayado, la Generalitat está trabajando sin descanso para garantizar la seguridad y la provisión del material necesario para el personal sanitario y sociosanitario que se encuentra trabajando "en la primera línea de combate". En este sentido, ha añadido que ha habido coincidencia en la reunión en la necesidad de agilizar la llegada a las comunidades autónomas de los pedidos que se están realizando de respiradores, equipos de protección y tests.

 



Ximo Puig ha pedido la máxima colaboración de la ciudadanía para combatir la "pandemia terrible" de COVID-19. "Esto pasará, pero pasará si nos quedamos en casa; profesionales y ciudadanos y ciudadanas estamos en el mismo combate, y cada uno tiene que cumplir su misión", ha manifestado el responsable de la Generalitat, que se ha mostrado convencido de que de la tristeza y el dolor de los momentos vividos saldrá la "fuerza" para ganarle la guerra al coronavirus

Comenta esta noticia