15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP logra controlar en el último suspiro cuatro de las ocho grandes capitales

Martínez-Almeida, con el bastón de mando

Martínez-Almeida, con el bastón de mando

Los populares gobernarán en Madrid, Zaragoza, Málaga y Murcia, mientras Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao mantendrán a sus alcaldes aunque forzados a buscar pactos.

Gracias a los pactos con Ciudadanos y Vox, los populares se han hecho con las alcaldías de cuatro de las ocho capitales españolas más populosas. Recuperan la alcaldía de Madrid que perdieron en 2015, así como la de Zaragoza donde no gobernaban desde 2003. Además conservan el bastón de mando en Málaga y Murcia, donde gobiernan desde 1995.

Por su parte, el PSOE, PNV y Compromís mantendrán, respectivamente, Sevilla, Bilbao y Valencia, mientras que Ada Colau al frente de 'Barcelona En Comú' conservará la Alcaldía de Barcelona, tras el pacto con el PSC y el voto de tres de los seis concejales de la candidatura de Manuel Valls.

Aunque los populares perdieron las últimas elecciones municipales, con un 22 por ciento de los votos, un 7 por ciento menos que los socialistas que consiguieron el 29 por ciento, a través de la política de pactos con Ciudadanos y Vox han logrado optimizar esos resultados consiguiendo gobernar en 4 de los 8 municipios de más población de España.

La consecución de estas importantes parcelas de poder en plazas tan relevantes y simbólicas significan un éxito para la consolidación del liderazgo de Pablo Casado al frente de la dirección del PP tras el descalabro electoral de las elecciones generales cuando perdió los comicios frente al PSOE y sobrepasó sólo por unas décimas al candidato de Ciudadanos, Albert Rivera.

El objetivo de la capital, conseguido

El trofeo más importante que se lleva el PP es Madrid, al tratarse de la capital de España y el municipio más poblado del país. Aunque Más Madrid, la candidatura encabezada por Manuela Carmena, fue la fuerza más votada en la ciudad el pasado 26 de mayo, PP, Cs y posteriormente Vox, cerraron anoche un acuerdo por el que José Luis Martínez Almeida será el nuevo alcalde de la capital, con Begoña Villacís con vicealcaldesa.

 

El popular Francisco de la Torre, que lleva 19 años al frente de la alcaldía de Málaga, seguirá con el bastón de mando.

 

Otro gran ayuntamiento que gobernará el PP es el de Zaragoza, una plaza que los populares perdieron en el lejano 2003, después de que el socialista Alberto Belloch encandenara tres legislaturas seguidas al frente de la corporación y que en 2015 ganase los comicios Pedro Santisteve, con una lista ligada a Podemos. El nuevo alcalde popular será Jorge Azcón.

De la Torre, un veterano que mantiene el bastón

En cuanto a Málaga, el PP mantendrá la alcaldía de la ciudad bajo el liderazgo de Francisco de la Torre, que lleva 19 años como alcalde de la ciudad y en estos comicios consiguió 14 concejales, uno más que en 2015. Los populares ganaron por primera vez la capital de la Costa del Sol en 1995 con Celia Villalobos.

El partido de  Casado también conserva la alcaldía de Murcia, donde el PP ganó con 11 concejales, uno menos que en 2015, pero donde la suma de los partidos del centro derecha (PP, Cs y Vox) alcanzan una mayoría absoluta de 18 concejales en una corporación que tiene 29 miembros.

En las otras cuatro grandes ciudades españolas habrá continuidad de los alcaldes. Así, en Barcelona repite Ada Colau, pese a que los comicios los ganó por unos 5.000 votos el candidato de ERC, Ernest Maragall, aunque ambos empataron a 10 concejales en un ayuntamiento que tiene fijada la mayoría en 21 ediles.

Pactos forzosos para la continuidad

Colau repetirá al frente de la ciudad condal tras el pacto con el PSC que aporta 8 concejales y la decisión de Manuel Valls, candidato de la plataforma Barcelona Pel Canvi-Ciutadans, de apoyar con al menos tres de los seis concejales a la candidata de los comunes para evitar que los independentistas utilicen una plataforma tan importante como el ayuntamiento de Barcelona en favor de la independencia de Cataluña.

En Sevilla repetirá mandato el socialista Juan Espadas, que gobernará su segunda legislatura con el apoyo de los cuatro concejales de Adelante Sevilla, con los que suma 17 escaños, uno más de la mayoría absoluta.

 

El socialista Juan Espadas seguirá siendo el alcalde de Sevilla con el apoyo de Adelante Sevilla.

En cuanto a Bilbao, el PNV retendrá la alcaldía con Juan Mari Aburto -se ha quedado a un concejal de la mayoría absoluta-, que gobernó la pasada legislatura con el PSE. Los nacionalistas vascos llevan 40 años gobernando la capital vizcaína. También volverá a gobernar Compromís la ciudad de Valencia. Será el segundo mandato de Joan Ribó, que consigue mantener la alcaldía gracias al apoyo de los socialistas.

Comenta esta noticia
Update CMP