Humillación a un indigente: un tatuaje a cambio de dinero

Ofrecieron unas 90 libras por dejarse tatuar en el rostro

Ofrecieron unas 90 libras por dejarse tatuar en el rostro

Un grupo de británicos en una despedida de soltero en Benidorm ofrece dinero a un “sin techo” a cambio de dejarse tatuar el nombre del novio en la frente. La policía abre una investigación.

La iniquidad de algunos comportamientos supuestamente humanos es difícilmente explicable en algunas ocasiones. Uno de estos casos ha tenido lugar en Benidorm donde, el pasado mes de mayo, a un grupo de turistas británicos que se encontraban en la ciudad celebrando una despedida de soltero no se les ocurrió una mejor idea que ofrecer 100 euros a un indigente con problemas de alcoholismo para que se dejara tatuar en la frente el nombre y dirección del novio de la fiesta.

Foto con el tatuaje en la frente

Este hombre, de nombre Tomek y de 34 años de edad, tuvo la mala suerte de toparse con el grupo de desalmados. Aturdido y sin ser capaz de tomar una decisión coherente, accedió a la propuesta que le hacían a cambio de llenarse el bolsillo con un puñado de euros que poco después se gastaría casi en su totalidad el más alcohol y algo de comida.

No solo llama la atención la deleznable actitud de los británicos, sino también la del tatuador encargado de grabarle el nombre de uno de ellos. “Muy poco profesional y nada responsable”. Así lo ha calificado algún compañero de profesión en la ciudad tras saber que el indigente no solo es alcohólico sino que también sufre problemas en la espalda que le impiden caminar con normalidad.

Cierto es que en su defensa puede argumentar que el hombre aceptó el tatuaje, pero también lo es que no hace falta ser doctor en Psicología para caer en la cuenta de que la bebida había anulado por completo su voluntad.

El caso ha saltado a los medios de comunicación después de que éste apareciese en alguna red social y, sobretodo, después de que la presidenta de una asociación británica de comerciantes, Karen Maling, que conocía a Tomek, pusiera en marcha una campaña de recogida de fondos para tratar de borrar el tatuaje de la infamia. Los tabloides británicos se hicieron eco del caso y de ahí al resto de medios locales y nacionales no hay más que un paso.

La precursora de la colecta ha relatado que el tatuaje ni siquiera pudo terminar de grabarse debido al “enorme dolor” que le estaba produciendo a Tomek. Lo peor del caso es que después de gastarse lo poco que le quedaba del dinero que le dieron, fue atracado en la playa y le quitaron los únicos 17 euros que llevaba encima.

Además, desde hace unas dos semanas nadie ha vuelto a saber de él. “No lo hemos encontrado. He acudido a los lugares donde suele estar y donde acostumbra a dormir, pero nada” contaba Karen Maling.

En cuanto a la recogida de fondos, Maling ha explicado a EsdiarioCV que ya había recogido unos 200 euros, aunque para eliminar el tatuaje hace falta una cantidad que ronda los 300 euros “dependiendo de las sesiones que sean necesarias y del dolor que pueda causar”.

Por otro lado, se ha sabido que Jamie Blake, el hombre cuyo nombre figura en la frente de Tomek, ha dicho a un periódico británico que él no tenía nada que ver con los hechos y que debió ser una idea de sus amigos porque él se enteró de lo ocurrido a través de internet.

Mientras tanto, en el Ayuntamiento de Benidorm, el concejal de Seguridad Ciudadana, Lorenzo Martínez, ha calificado los hechos de “indignantes” y ha avanzado que se ha abierto una investigación. Igualmente, el delegado del gobierno, Juan Carlos Fulgencio, también se ha referido al caso para indicar que en la Comisaría de Benidorm consta una denuncia y ha asegurado que “a buen seguro los responsables serán llevados ante la justicia”. Unos responsables que, muy posiblemente, se encuentren desde hace mucho tiempo en su país de origen y con una sensación de impunidad aún mayor.

Comenta esta noticia
Update CMP