Ximo Puig pasea con Amparito Roca tras la posesión dominical

La toma de posesión de Ximo Puig para su segundo mandato como presidente ha tenido lugar este domingo sin la presencia de Pedro Sánchez. Pero luego tocaba paseo con una compañía inesperada.

El acto ha durado unos treinta y cinco minutos, que es bastante poco para determinados actos, especialmente los políticos. Abrir Les Corts, cuadrar horarios, encender el aire acondicionado y las luces para tan poco tiempo a algunos les ha parecido un derroche innecesario, aunque no fuera excesivo. Se ve que no era 'La hora del planeta', o que no hemos empezado a hacer girar el eje primero del programa de gobierno.

La matinal dominical incluía discurso del reelegido president. Y en él, una ineludible mención al sexto eje del Botànic II: La solución al problema valenciano de la financiación es irrenunciable, inaplazable e imprescindible”. No estaba Pedro Sánchez para escucharlo. Y mira que se especuló con la idea de que celebrar la toma de posesión en domingo era para darle la oportunidad al presidente de mojarse con los valencianos.

No, Sánchez no vino. Sin más. El viernes estaba en Malta. En su lugar -o no- aparecieron este domingo por Les Corts el madrileño Ángel Gabilondo, el catalán Miquel Iceta, el 'andaluz' Luis Planas, y el valenciano José Luis Ábalos. Y no es un chiste. Bueno, también estaba el 'aragonés' Pablo Echenique, al que Podemos purgó tras el fracaso en las últimas convocatorias electorales. Aquí sin embargo sí ha lucido porque los morados -los últimos en número en Les Corts- han triunfado para el Consell, nada menos que con un vicepresidente y una consellera por ocho escaños.

A Luis Barcala sí, pero a Joan Ribó no se le vio por el Palau del Borja, edificio que está en Valencia y no en Alicante. Quizá convenga recordar al respecto que en 2015 el flamante nuevo alcalde del Cap i Casal defendió queLos domingos no son para comprar, son para ir a la playa, a actos culturales y a Misa”. Cuesta imaginar a Ribó bajo una sombrilla o solazándose con el 'Descanso dominical' de Mecano, que también es cultura. 

La segunda parte de la fiesta ha sido más popular. Ximo Puig, con Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, séquito, invitados, y demás, se ha desplazado a pie codeándose con el pueblo desde la sede del legislativo al cercano Palau de la Generalitat. Andando, y escoltados por una banda de Gilet que se ha desempeñado con pasodobles de reminiscencias festeras, pero sobre todo taurinas.

Daba cierta impresión ver al desenvuelto Iceta y al circunspecto Gabilondo marchar al son de 'Amparito Roca', la popularísima composición fechada en 1925 de la que es autor el barcelonés Jaime Teixidor, por entonces director de la Primitiva de Carlet. Amparito fue alumna suya, y, con el tiempo, resultó ser también tía del ex-ministro socialista 'alicantino' de Carlet Bernat Soria.

Así que lo que se concibió como un paseo en una agradable mañana valenciana del mes de junio acabó siendo un paseíllo de Puig y cuadrilla, en la que se presume que también había picadores y banderilleros. Para esta monumental temporada se anuncian grandes tardes de gloria. Dejaremos la luz encendida. 

PD: da mucha pena pensar que de los cinco presidentes autonómicos anteriores a Puig sólo dos -Joan Lerma y Alberto Fabra, el primero y el último- están hoy en día en condiciones de acudir a las tomas de posesión de sus sucesores. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP