El efecto electoral de la 'reversión' del Hospital de La Ribera

Queda la 'segunda vuelta', las elecciones municipales del 26M. Pero en las autonómicas del 28A la izquierda perdió muchos votos en las comarcas dependientes del Hospital de Alzira.

La vuelta a la gestión pública directa del Departamento de Salud de Alzira, decretada por el Consell del Botànic de Ximo Puig y Mónica Oltra en tiempos de la consellera Carmen Montón, parece que ha tenido consecuencias electorales para las fuerzas políticas de izquierda en las comarcas de la Ribera Alta y la Ribera Baja.

Así parece atestiguarlo las cifras de voto por localidades de las autonómicas de 2019 con referencia a los resultados cosechados en las autonómicas de 2015.

Si consideramos los bloques ideológicos, con PSPV, Compromís y Podemos en el tripartito de izquierdas, y PP, Ciudadanos y Vox en el de la oposición de derechas, el retroceso del primero se da en todos los pueblos de ambas comarcas. En los municipios más grandes ese retroceso llega a los diez puntos.

Así, en Carcaixent aún gana la izquierda pese a bajar 8 puntos y subir 13 la derecha. Pero en Alzira la izquierda pierde 7 puntos y sus adversarios ganan 9, con sólo 2 puntos de ventaja de la izquierda respecto de la derecha.

Y en donde las tornas se invierten es en Algemesí, con una pérdida de votos para la izquierda de 9 puntos y el ascenso de la derecha de 10 que le da la victoria a la oposición.

O en Catadau, con 6 puntos menos para la izquierda y 8 más para la derecha, y en Tous, en donde el centro-derecha saca 20 puntos de diferencia a una izquierda en retroceso.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP