19 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Las 7 medusas más peligrosas que te puedes encontrar este verano

Son tan bonitas como peligrosas pero ¿sabes a lo que te enfrentas si te las encuentras?

Muchas de ellas son visitantes frecuentes en nuestras costas durante el verano, pero de un tiempo a esta parte, el aumento de la temperatura del agua, la sobrepesca que está acabando con sus depredadoresy el aumento de infraestructuras humanas como puertos, instalaciones turísticas y plataformas petrolíferas, están favoreciendo su proliferación. Las corrientes marinas hacen el resto y las arrastran a las playas. Estas son las más peligrosas que te puedes encontrar este verano 

 

1. Medusa Aguamala:

Se caracteriza por tener forma acampanada y 8 tentáculos gruesos. Generalmente su color es blanco azulado, pero puede variar hacia el amarillo claro con algunas partes en verde, azul o rosa. En cuanto a su tamaño, las encontramos de hasta  90 centímetros de diámetro. Su picadura produce irritaciones, que aunque no son graves, sí son muy molestas. Las encontramos durante el verano en todas nuestras costas, tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico.

  

2. Aguacuajada :

También es conocida como medusa del Mediterráneo o medusa de huevo frito. Su picadura, aunque irrita la piel, tiene efectos leves.  Habitualmente ronda los 15 cm de diámetro, aunque puede llegar a los 25.  Esta medusa es muy común en las costas mediterráneas donde aparece en forma de enjambre con decenas de ejemplares juntos.

 

3. Medusa Olindia :

Es una medusa de pequeño tamaño, unos 8 centímetros. Es difñicil de detectar por su transparencia aunque su sombrilla está bordeada por pequeños tentáculos de color azul. Se trata de una especie muy urticante, por lo que sus picaduras son muy dolorosas  La podemos encontrar de forma masiva en las costas del Mediterráneo y en las zonas cálidas del Atlántico.  

  

4.-carabela portuguesa

Por desgracia se está acostumbrando a nuestras costas y ya son varias las playas de levante que en este principio de temporada han tenido que prohibir la entrada a bañistas por su culpa.  Su nombre está muy bien puesto ya que flota y se desplaza simulando a estos barcos tan característicos. Está formada por una especie de vela gelatinosa de entre 15 y 30 cm de la que cuelgan numerosos tentáculos que le sirven para atrapar a sus presas y que tienen una extensión de entre 10 y 30 metros. El veneno de la carabela portuguesa puede tener consecuencias neurológicas y cardiotóxicas produciendo un dolor muy intenso, que en los casos más graves suele ir seguido de fiebre, shock y problemas  cardio-respiratorios 

 

5.- medusa luminiscente

Su peligrosidad radica en que suelen ir en grandes grupos y esto provoca que las picaduras sean múltiples . Tienen cuatro tentáculos muy característicos y un color rosado. El veneno, que segregan a traves de unas vesículas que cubren toda su superficie  podría llegar a causar problemas respiratorios, cardiovasculares y dermatológicos. Son habituales en toda la costa Atlántica y Mediterránea.

 

6. Medusa de compases:

Mucho cuidado con esta porque es peligrosa: su picadura, provocada por sus tentáculos de hasta 5 metros de longitud provoca picor y quemazón al principio e inmediatamente después aparición de quemaduras y ampollas. Es fácil reconocerla por el dibujo de su sombrilla en forma de gajos. Te puedes encontrar con ella en la costa cantábrica y en el Mediterráneo

 

7. La avispa de mar :

Afortunadamente no es habitual encontrar a esta pequeña y transparente medusa en nuestras costas pero hace algunos años hubo una invasión de ellas en el mediterráneo.  Sus tentáculos están provistos de toxinas que provocan una sensación de dolor muy intensa con enrojecimiento e inflamación de la zona afectada. Su picadura puede derivar en un colapso cardiovascular 

 

Comenta esta noticia
Update CMP