28 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El desplante de Iglesias al Rey, los zascas de Rovira y el gesto "feo"

Estaba claro que la Gala de los Goya iba a ser más política que nunca y alguno se le vio el plumero haciendo gala de memoria selectiva. La esposa de Méndez de Vigo acaparó flashes.

Tal y como se preveía, la política ha acaparado gran parte de la gala de los Premios Goya 2016, que celebraron este sábado su 30º aniversario, debido a una presencia de políticos más numerosa de lo habitual y la apelación por parte del sector, no sólo para que trabajen en favor de la Cultura sino para la búsqueda de un pacto de Gobierno...

Hacía tiempo que la ceremonia del cine español no contaba con tantos representantes de la política y por la alfombra, de nuevo roja (tras mudar de color en varias ocasiones) desfiló el líder de Podemos, Pablo Iglesias, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, o el dirigente de IU, Alberto Garzón. También acudió el presidente del Congreso, Patxi López, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.  Igualmente, acudió , por primera vez, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, ahora en funciones, Íñigo Méndez de Vigo.

Lo primero que llamó la atención de la clase política fue su indumentaria, en especial la de los hombres. Contra todo pronóstico Pablo Iglesias apareció con esmoquin, por primera vez en un acto público, aunque mantuvo su peinado, la coleta. Rivera y Méndez de Vigo también ha optado por el esmoquin. Mientras tanto, Pedro Sánchez prefirió vestir de traje y sin corbata y Garzón y López eligieron traje y corbata. Carmena llevaba un modelo de color negro y Cifuentes, iba de rojo.

Antes del inicio de la gala, Rivera se comprometió a que el IVA cultura esté en las negociaciones del nuevo gobierno. Lo mismo que Pedro Sánchez, que aseguró que, si gobierna, lo bajará al 10 por ciento y creará un Ministerio de Cultura. 

"Me ha parecido un gesto bonito hacia el cine que, cuando unos políticos se quitan la corbata, nosotros, que nunca la hemos llevado, nos pongamos el esmoquin", dijo, por su parte, Pablo Iglesias en referencia a su cambio de estilo. No todo el mundo se lo tomó tan bien y las redes sociales ardieron en comentarios sobre el desplante y la falta de respeto del líder de Podemos hacia el Rey, ya que acudió las dos veces a Zarzuela en ronda de consultas en mangas de camisa remangada pero para ir a los Goya se puso hasta pajarita.

No menos comentados fueron los "hachazos" de Dani Rovira a los políticos del PP frente a las aduladoras palabras hacia políticos como Manuela Carmena. Ya en su primera intervención, el cómico aludió al IVA cultural, asegurando que "si bajan el IVA al comprar un yate" y a él le da igual, entiende que al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "le pase lo mismo con la cultura".

A lo largo de la celebración hubo varias menciones a la situación política por parte del presentador, quien cuestionó los recortes económicos de los últimos años. "Nos dicen que nos comamos los yogures caducados y dentro de poco nos dirán que lo verde del pan Bimbo esta bueno", bromeó. 

Uno de los momentos más destacados fue cuando a los distintos representantes les ofreció la posibilidad de que se reúnan en una sala para alcanzar el 'Pacto de los Goya'. Rovira aludió a Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos), Albert Rivera (C'S) y Alberto Garzón (IU) para cerrar este pacto, si bien bromeó con que en la sala habría un plasma para "hablar entre los cinco" --en clara alusión al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy--.

"A lo largo de la Historia ha habido varios pactos y estaría muy bien que, a partir de esta noche, pudiéramos hablar del 'Pacto de los Goya'. La Academia ha preparado una sala para que os reunáis, una mesa, cuatro sillas y un plasma y habléis los cinco", ironizó. La propuesta fue recibida con humor entre los políticos, quienes llegaron a estar sentados juntos en algún caso --Rivera e Iglesias--.

En cuanto a las políticas, a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena,  Rovira le agradeció su presencia. Justo detrás de ella, se pudo ver a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a la que no hizo referencia el presentador. Otro de los que no fue mencionado por Rovira fue el presidente del Congreso.

A quien sí se dirigió el presentador fue al ministro de Cultura en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, asegurando que se trata de "una eminencia". Para ilustrarlo, le trajeron un rollo que extendió a lo largo de todo el escenario simulando que era su curriculum. En un tono de humor, las bromas de Rovira fueron bien recibidas por Méndez de Vigo, aunque el político dejó de reírse cuando le propuso analizar "morfológica y sintácticamente" la frase que pronunció Rajoy en un acto en Benavente (Zamora): "Es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde". "No se ría, que es su jefe", le insistió el humorista, a lo que Méndez de Vigo negó serio con el dedo. La cara de la mujer del ministro durante toda la intervención de Rovira hacia su marido era un poema y no pasó desapercibida en las redes sociales...

 

Por último, tuvo palabras muy amables para la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a la que felicitó porque "con su edad, coger una alcaldía es un trabajazo". "Que haya decidido venir a la fiesta del cine español siempre te lo agradeceremos", concluyó.

El presidente de la Academia, Antonio Resines, que se estrenaba en la ceremonia, y que se centró en los problemas del cine aunque, saliéndose del guión, indicó que no quería dar "más el coñazo con el IVA" y subrayó que "el cine sí es cultura y, como tal una cuestión de Estado, al margen de partidos e ideologías". También se refirió a la piratería y la necesidad de que se luche con "firmeza" contra ella. Sobre la necesidad de que los políticos hagan algo por la cultura también ha hablado el actor argentino Ricardo Darín, Mejor Actor Protagonista por Truman. "Hagan algo por la cultura, porque es lo único que hay que hacer", les dijo al recoger el 'cabezón'. Precisamente, la productora de la película, Marta Esteban, recordó "cada vez hay más dificultades para hacer cine", al recoger el galardón a Mejor Película. "Es nuestra cultura, seguimos luchando", aseguró.

Ninguno de ellos hizo referencia alguna al 'taquillazo', presunto fraude por falseamiento de la taquilla por parte de algunos productores, distribuidores y exhibidores en busca de subvenciones.

Comenta esta noticia
Update CMP