05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

César Vidal se alegra de que gobierne la izquierda descolocando a sus lectores

César Vidal descarga grandes dosis de ironía en su última columna.

César Vidal descarga grandes dosis de ironía en su última columna.

El periodista y escritor ha sorprendido a más de uno y de dos desvelando las ventajas para los españoles de que no estuviera gobernando ningún partido de derechas durante la pandemia.

A estas alturas quedaban pocas dudas y César Vidal lo tiene claro en su artículo de La Razón de este miércoles: "Que el gobierno de Pedro Sánchez lo está haciendo rematadamente mal y que su impulso a las manifestaciones feministas del 8M constituyó un acto de irresponsabilidad gravísima culpable directo del contagio de miles de personas por el coronavirus son verdades establecidas que organizaciones, medios y gobiernos extranjeros vocean a los cuatro vientos".

Y sin embargo, ironiza con grandes dosis de retranca, considera que los españoles tienen suerte de que "no gobierne la derecha" porque en caso de haberlo hecho en plena pandemia "los ciudadanos estarían ya hastiados de las imágenes de los cadáveres conservados en el hielo y de los ancianos muertos en las residencias".

De hecho, aventura, "no habría sido posible el confinamiento porque los liberados sindicales, los titiriteros subvencionados y las ONGs se habrían lanzado a la calle voceando que era una medida fascista".

No solo eso, sino que "el estado de alarma se habría convertido en misión imposible con unos nacionalistas catalanes y vascos yendo del bracete de los partidos de izquierdas al grito de ¡Fuera ejército de las calles!".

Eso sin tener en cuenta, reflexiona, que "las sedes del PP, de Ciudadanos, de VOX habrían sido cercadas por hordas que intentarían incendiarlas mientras clamaban por su ilegalización como partidos".

También habríamos escuchado, sostiene, "las comparaciones entre los muertos por coronavirus y los caídos en las batallas del Jarama, de Brunete o del bombardeo de Guernica".

Vidal cree que incluso "se nos diría que no se gasta lo bastante y que la culpa de todo la tiene el neo-liberalismo". 

En conclusión, remata sarcástico que "casi han tenido suerte los españoles con que gobierne la izquierda. Les han evitado las imágenes del horror, les han suministrado cifras inferiores a las reales, les han ocultado el protocolo de la sanidad catalana para acabar con sectores enteros de la población, los han encerrado en casa y les han ahorrado infinidad de manifestaciones y actos de violencia reivindicativa reduciendo así los contagios".

Eso sí, matiza, "el día que un buen número de políticos se siente en el banquillo como debe ser todo esto quizá podría ser un atenuante". 

Comenta esta noticia