Puig logra aglutinar en Les Corts el respaldo que Sánchez no suma en el Congreso

Ximo Puig, durante una de las sesiones de videoconferencia con los síndics

Ximo Puig, durante una de las sesiones de videoconferencia con los síndics

Todos los grupos se suman a la comisión de reconstrucción aunque PP, Ciudadanos y Vox lanzan al president una batería de propuestas

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha logrado concitar el respaldo de todos los grupos políticos con representación en el parlamento autonómico para participar en la Comisión para el Futuro de la Comunidad Valenciana que, en la práctica, constituirá un órgano que buscará levantar la región tras el devastador paso del Covid-19.

Mientras casi a la misma hora el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el portavoz del PP, Pablo Casado, se enzarzaban en una disputa que incrementa su distanciamiento, Puig agradecía el apoyo de todos los partidos a su plan de reconstrucción. 

Las peticiones del PP

Eso sí, todos, principalmente las tres formaciones de la oposición, le han lanzado sus propuestas en la reunión que han mantenido por videoconferencia. El PP, por medio de su presidenta, Isabel Bonig, ha planteado a Puig que elabore un plan concreto de desescalada de la Comunitat Valenciana que cuente con las aportaciones de todos los sectores productivos y la sociedad civil, y ha trasladado al president las propuestas que ha recogido de los sectores valencianos para que las pueda reclamar ante el Gobierno central.

El PP pretende conseguir "que el plan nacional de desescalada, que ha generado bastante incertidumbre y caos y que se ha hecho de espalda a la sociedad española, pueda rectificarse y mejorar las condiciones laborales" de todos ellos. En el plano económico, Bonig ha pedido a Puig que genere liquidez y para ello "es absolutamente necesario llevar a cabo un adelgazamiento de la estructura política del gobierno".  Además ha planteado como imprescindible la colaboración público privada. Defiende crean un cluster entre la sanidad pública, la concesional y la privada.

Por esa senda ha caminado también Ciudadanos, cuyo síndic, Toni Cantó ha trasladado a Puig su propuesta de "aplicar un 'ERTE' al Consell" porque "es necesario recortar la administración pública para liberar recursos y destinarlos a lo importante, que es la lucha contra el coronavirus". Ha recalcado que "el mejor formato para llevar a cabo el pacto valenciano por la reconstrucción es una comisión mixta entre el Consell, los grupos parlamentarios, la sociedad civil y los expertos", y ha incidido en que uno de sus ejes en esa comisión será "pedir el cambio de los presupuestos de la Generalitat y el adelgazamiento del número de consellerias".

La portavoz de Vox, Ana Vega, ha vuelto a exigir pruebas masivas a toda la población para saber "el porcentaje real de contagiados", además de "dotar de equipos de protección al personal sanitario, a las fuerzas de seguridad y residencias de ancianos".

No a las provincias 

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha incidido en que la propuesta del gobierno autonómico para iniciar el proceso de desescalada es la división por departamentos de salud y no la provincial, ya que esta última "no es la más acorde a lo que representa la Comunitat". En ese modelo provincial también se diferencia del criterio del Gobierno estatal. En el ámbito autonómico tienen más fuerza elementos geográficos como las comarcas.

"La vida no discurre dentro de una provincia", ha dicho el jefe el Consell, que ha advertido de que podrían darse situaciones "ridículas", como que "no se pueda transitar de un pueblo a otro que tengan unidad económica y sanitaria".

Comenta esta noticia
Update CMP