14 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado desmonta a Sánchez y Abascal lo "auxilia" con su moción de censura

El presidente del PP, Pablo Casado

El presidente del PP, Pablo Casado

El líder del PP ha puesto sobre la mesa el desastre que Sánchez no quiere ver pero Vox le da oxígeno con un nuevo argumento con el que ocultar sus desmanes. Propondrá una moción de censura.

Pedro Sánchez llegaba este miércoles al Congreso con la intención de darse un baño de multitudes socialistas. Ha irrumpido aplaudido, como siempre, por los miembros de su partido que no han cumplido los acuerdos sobre el aforo del hemiciclo. Pero su burbuja se ha pinchado en cuanto el líder del PP, Pablo Casado, ha subido a la tribuna para recordar, en primer lugar, que "no hay nada que aplaudir ante los datos económicos y de muertos por el virus". 

Y es que, tal y como ha señalado Casado, el presidente "vive en una realidad paralela". Han fallecido "45.000 compatriotas por el virus y hay "siete millones españoles que quieren trabajar y no pueden", por lo que los aplausos socialistas, no son más que un "rasgo casi pueril y ofensivo" , ya que solo acuden al Pleno a "competir en aplausos" y a hacer "ceremonias de autobombo".

 Por ello, él ha sido el encargado de bajar a la tierra a Sánchez. "España es el país más descontrolado en Europa respecto a los rebrotes. Los ministerios vuelven a estar desbordados. No se enteran más que por la prensa de lo que está ocurriendo", ha dicho.

De hecho, ha ahondado en que "no puede ser que el Gobierno sea pasivo". "Cuando nos dan cifras de empleo como las de ayer –más de un millón de empleos destruidos durante el confinamiento– encima vienen y aplauden", ha criticado.

Por ello, ha vuelto a recalcar que el PP ya ha planteado "un plan alternativo desde el principio". "Hemos sido leales como oposición y no han contestado", ha dicho Casado, recordando su plan de choque ante la "catastrófica" situación económica: "Fiscalidad a la baja, flexibilidad laboral, burocracia, formación y competitividad".

Y es que, a juicio del líder de los populares, "España necesita ya que haya una política de sensatez y de crecimiento económico", por lo que ha emplazado a Sánchez a elegir entre una apuesta por la moderación y la centralidad que le exige Europa o por el extremismo de sus socios de investidura, aunque, de momento por "la vía de los hechos, sigue en el extremismo".

Así, y tras un discurso demoledor de Casado, llegó el turno de Vox, que con una maniobra más publicitaria que eficaz, ha anunciado una moción de censura para septiembre, que solo servirá para dar oxígeno al Gobierno, proporcionándole un argumento con el que desviar la atención sobre el desastre del coronavirus o sobre los escándalos de Iglesias.

De hecho, lo primero que ha preguntado Santiago Abascal a la bancada socialista ha sido si "no les da vergüenza vivir en un paripé permanente", para añadir de que  Sánchez "preside un Gobierno ilegítimo". "Han protagonizado la peor gestión del mundo de la pandemia", con un "estado de excepción en encubierto" y, además, "siguen sin ofrecer datos fiables del número de muertos".

Por ello, "si no dimiten, en otoño seremos de nuevo los campeones de la epidemia y de la ruina. Ustedes siguen agravando el problema con cada decisión que toman", ha dicho.

Y es que, a juicio de Abascal, el presidente ha llegado a la Cámara "para que le aplaudamos un acuerdo lleno de mentiras, porque es un rescate. Un rescate que traerá ruina, que implica la pérdida de soberanía y contempla más efecto llamada", ha señalado.

De hecho, ha apostillado que "debemos proteger a los españoles, su salud, su economía y prosperidad y sus datos", puesto que , a su juicio, Sánchez "no ha tomado ninguna medida respeto a los temporeros extranjeros que venían a trabajar a España y ha llamado a la inmigración ilegal, con centenares de contagiados que llegan a nuestras costas".

Por ello, tras pedir que España abandone la OMS y "exigir que China indemnice por sus ocultaciones" sobre el virus, ha anunciado que "no nos queda más remedio que usar el instrumento de la moción de censura, que presentaremos en septiembre y a la que invitamos a todos los diputados". Un nuevo argumento para que Sánchez se olvide de lo verdaderamente importante.

Comenta esta noticia