01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias impone a Sánchez una agenda paralela a la de Calvo y verá a ERC y Bildu

Sánchez e Iglesias, reparto de papeles y juego a dos bandas.

Sánchez e Iglesias, reparto de papeles y juego a dos bandas.

El presidente acepta un reparto de papeles para mantener vivo su juego a dos bandas. Carmen Calvo se centra en el PP y en Ciudadanos y el líder de Podemos se lanza a por el voto más radical.

El juego a dos barajas de Pedro Sánchez para salvar sus Presupuestos Generales para 2021 va a tener su propia escenificación con un estudiado reparto de papeles. Pedro Sánchez ha dado luz verde a Pablo Iglesias para que negocie con Esquerra y Bildu, justo cuando Carmen Calvo ha abierto su propia ronda de acercamiento al resto de formaciones, ronda que este lunes comenzó con la portavoz del PP, Cuca Gamarra.

De esta forma, el vicepresidente segundo va a mantener encuentros este miércoles con los portavoces parlamentarios, Gabriel Rufián y Mertxe Aizpurúa, para hablar del nuevo curso político y de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que ya han empezado a negociarse, y que también está tratando Calvo, en la ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios que inició este lunes con el PP. De esta forma, Iglesias será el encargado de explorar la vía de la moción de censura, la vía para las Cuentas Públicas que defiende el sector Podemos del Gobierno.

De este modo, los dos vicepresidentes están manteniendo contactos por separado con las formaciones políticas para encarrilar la aprobación de las cuentas públicas, si bien de momento Iglesias sólo tiene fijadas reuniones con ERC y con Bildu, según han confirmado estas formaciones.

El coordinador general de Bildu, Arnaldo Otegi, ha anunciado este martes que su portavoz se entrevistará este miércoles con Iglesias y la próxima semana con Calvo para hablar de los Presupuestos Generales del Estado.

A su vez, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha informado este martes de que sus dos encuentros con los vicepresidentes para hablar "de todo el escenario que se abre" serán el miércoles: primero, por la mañana, con Iglesias, y ya después, por la tarde, con Calvo.

Iglesias lleva semanas insistiendo en que la única vía para sacar adelante los Presupuestos debe ser la de recurrir a la mayoría que permitió en enero la investidura de Pedro Sánchez, y dejar de lado a las formaciones de la derecha, entre las que incluye a Ciudadanos.

Sin embargo, tanto Sánchez como el resto de ministros socialistas defienden la necesidad de llegar a acuerdos amplios con el mayor número de formaciones posibles, incluso con el PP, al que están llamando reiteradamente a sentarse con el Gobierno para negociar unas cuentas públicas de la "reconstrucción", en un momento "excepcional" de pandemia como el actual.

En referencia a este reparto de papeles, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Calvo ha asegurado que ella está realizando su ronda "en calidad de ministra de Relaciones con las Cortes". "Los presupuestos los tendrá que hacer la ministra de Hacienda y  los coordinaremos las dos formaciones", ha subrayado. Por su parte, la ministra Montero ha advertido que "en este Gobierno ningún ministro actúa por su cuenta".

Por su parte, el portavoz de Podemos, Pablo Echenique, ha enmarcado en la normalidad las reuniones que va a tener Iglesias. Además, ha replicado al PSOE que las cuentas públicas para 2021 no sólo las negociará la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sino también el secretario de Estado de Derecho Sociales, Nacho Álvarez, en nombre del partido morado.

"Es correcto que la ministra de Hacienda, y Nacho Álvarez, que es la persona de Unidas Podemos que se ocupa de estos temas, liderarán las negociaciones con los grupos en materia presupuestaria", ha matizado Echenique.

Comenta esta noticia