El PSOE encuentra un filón en el "caso de los asesores" para desgastar a Barcala

Eva Montesinos muestra la denuncia presentada en Fiscalía.

Eva Montesinos muestra la denuncia presentada en Fiscalía.

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Alicante ha llevado este lunes a Fiscalía el caso del asesor del alcalde 'popular', Luis Barcala, que cesó tras conocerse que su empresa, en la que mantenía el 25% de las acciones, optaba al contrato de mantenimiento de jardines de las escuelas infantiles. La ley solo permite tener un máximo del 10% de las acciones de una empresa.

La denuncia se ha registrado este lunes y la portavoz municipal, Eva Montesinos, ha recordado que el proceso de adjudicación se paralizó cuando se puso en conocimiento de la opinión pública del caso y "por tanto, como mínimo habrá una tentativa de delito, que es lo que queremos que la justicia dirima".

Montesinos ha señalado que en el PP "están muy nerviosos" porque es el segundo asesor "a tiempo completo que les sale rana, pero claro cuando uno se mueve en una charca tiene muchas ranas". "Lo que queremos es que se determine si han vuelto las viejas formas del PP al Ayuntamiento y si esto puede ser constitutivo de delito".

Cabe recordar que el asesor presentó su dimisión un día después de que el grupo de Ciudadanos pidiera explicaciones al equipo de Gobierno 'popular' por no inhibirse en el proceso de adjudicación de un contrato mayor -40.000 euros-, al que concurría la empresa vinculada al asesor del alcalde. La formación 'naranja' expuso que el asesor contaba con la dedicación exclusiva desde el pasado 20 de abril, "día siguiente al pleno de investidura" que llevó a Barcala a la Alcaldía.

También recordar que este es el segundo asesor que ha tenido que marcharse del Ayuntamiento desde que gobierna el PP. De hecho, Fiscalía investiga la contratación por parte Barcala de un primer asesor, finalmente despedido, que podría haber trabajado en favor de la edil no adscrita en el Ayuntamiento de Alicante, Nerea Belmonte,después de que ésta facilitara con su voto en blanco el ascenso del PP a la Alcaldía el pasado 19 de abril.

El PSOE quiere explotar estas dos actuaciones del equipo de gobierno popular después de que la socialista Eva Montesinos se quedara sin ser alcaldesa por la abstención de la tránsfuga Nerea Belmonete. El golpe para los socialistas fue tremendo, sobre todo después de que el alcalde Gabriel Echávarri tuviera que dimitir al estar doblemente procesado por supuestos delitos de carácter administrativo, en concreto por fraccionamiento ilegal de contratos y despido de una interina, que era cuñada del portavoz municipal del PP. Ahora el PSOE, sin esperarlo, tiene un filón que intenta exprimir al máximo.

Comenta esta noticia
Update CMP