Qué suerte ha tenido Ximo Puig

Carmen Montón era una superviviente nata. Sobrevivió a la primera caída de Pedro Sánchez, sobrevivió al Botànic, y hay quien pensaba que sobreviviría a Ximo Puig. Pero ya ven.

Carmen Montón va a caer porque hay gente en su partido que cree que cortando su cabeza caerá como fruta madura la del rival Pablo Casado. No saben que los criterios en el PP no son los suyos. Otra cosa sería una imputación, que no parece probable porque si no lo mismo Soraya Sáenz de Santamaría no hubiese hecho mutis por el foro.

Ximo Puig ha tenido mucha suerte. Es verdad que se tuvo que tragar a Montón de consellera porque se lo pidieron desde La Mancha hasta que Sánchez la perdonó y acogió. Y que se la quitó de encima con puente de plata para sustituirla por otra consellera más dialogante aunque igual de dogmática. Si el máster de Montón -de cuyos primeros datos ESdiarioCV informó en abril- hubiera sido escándalo hace sólo unos meses, dada la composición tripartita del acuerdo de gobierno del Botànic y las ganas que le tenían algunos de sus compañeros, el problema político con Montón lo hubiera tenido Puig.

Pero no, la crisis ha estallado ahora, siendo Montón ministra, y así el problema va a ser de Sánchez, que va a perder dos ministros en cien días. ¡Dos ministros en cien días, y los dos valencianos! Más madera a la hipoteca reputacional. Sí, es verdad, no es lo mismo mentir que robar, pero, a ojos del resto de españoles otra vez los valencianos damos la nota.

Montón estaba nerviosa este lunes, enfatizando impostadamente la frase leída de “¡no todos somos iguales!”. Pues no, señora, no todos somos iguales. Pero usted no se ha comportado de manera distinta a otros políticos a los que les sacan los colores: ha salido a dar la cara, y se la han partido por segunda vez. Eso Sánchez lo tenía tan claro que en el primer día de la crisis no se pronunció, seguramente conocedor de que este tipo de exclusivas se publican por entregas. Este lunes se argumentaba que Montón no había acudido a clase en un máster presencial y que se le habían convalidado asignaturas imposibles de convalidar, y este martes la universidad Rey Juan Carlos ha confirmado que se produjeron cambios a posteriori en las notas de varias asignaturas en el expediente. El suspenso final está al caer.

Comenta esta noticia
Update CMP