24 de junio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

“Retrógrada, sexista y machista”: Padilla se lleva un repaso brutal desde dentro

Quién necesita enemigos de fuera cuando tiene compañeros de trabajo que se encargan de clavarte los cuchillos por la espalda y cuando no estás delante. El día a día de la cadena de Mediaset.

Que si se parece a Angelina Jolie, que si es de Albacete y no de Brasil, que si era gogó, que si su ex le acusa de celosa compulsiva… La relación de Kiko Matamoros y Cristina Pujol está a punto de conseguir el récord de polémicas. Visiblemente enfadado, Matamoros se dejó caer este jueves por Sálvame para tildar lo sucedido de “injusto”, “abusivo” e incluso “delictivo” en algunos casos.

Kiko no se siente correspondido con el programa para el que trabaja y dice estar muy harto de que dejen caer sobre él la sombra del montaje y del lucro económico desde que se separó: “Estoy hasta las p… de ser generoso”. Por ello, su vuelta al programa se preveía complicada y así fue.

El colaborador se declaró disgustado, pero centraba el cabreo y la indignación con Paz Padilla. Todo empezó con una información de María Patiño, que hablaba de que Cristina había sido gogó, pero Matamoros criticó sobre todo la reacción de la presentadora, que cree que dio un paso más allá: "Da un salto más adelante y lo que entiende que Patiño está contando o se puede inferir es que se dedica o se ha dedicado a la prostitución".

"Me parece absolutamente digna la profesión de gogó o de meretriz cuando alguien tiene que hacer eso para sacar adelante su vida y la de los suyos siempre que sea una acto de propia voluntad", aclaró indignado Matamoros, que lo que criticó fue la reacción de la presentadora. "Me parece machista, sexista y retrógrado", dijo Kiko y prometió no volver a tener trato con ella: "No pienso hablar con ella ni una palabra más".

A todo esto, afirmó también que su chica ha tomado medidas legales ante las informaciones e insinuaciones que se han hecho sobre ella, aunque no dijo contra quién.

Y es que superada por los dimes y diretes, llegó un momento en que Cristina tuvo que recibir asistencia médica: “Tuvo una crisis de ansiedad”, explicó su televisivo y enfadado novio.

Comenta esta noticia
Update CMP