06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Abascal, pletórico, avisa a Sánchez de la que le va a caer con "los 52 de Vox"

El tercer partido del arco parlamentario votará "no" a la investidura del socialista. No hay una posibilidad, ni remota, de otra cosa. Su éxito ha puesto a Casado entre la espada y la pared.

No hay ni una sola posibilidad, ni remota, de que los 52 diputados de Vox hagan otra cosa que no sea votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez: "La gobernabilidad no es responsabilidad de Vox. Nos han votado para que hagamos oposición". 

Santiago Abascal quiso dejarlo meridianamente claro este lunes de dulce resaca electoral en el partido; aunque en renglón seguido animó al PP y a Ciudadanos -sin mencionarlos- a que lo hagan. "No se lo reprocharemos. Entenderemos que se pongan de acuerdo". 

El gran resultado de Vox ha puesto entre la espada y la pared a Pablo Casado, sobre el que Pedro Sánchez y los socialistas van a volcar parte de la presión para que el PP se abstenga gratis. Mucho más que en abril. Y, para Vox, ése sería un escenario ideal.

Aunque de momento lo que sigue tocando en el partido verde es saborear unos resultados "absolutamente extraordinarios", en palabras de Abascal. Con un millón de votos más, de los que según la formación unos 300.000 proceden de exvotantes del PSOE

No solo eso: 28 escaños más en el Congreso y el liderazgo del centro derecha en Murcia, Ceuta, cuatro provincias andaluzas (Sevilla, Almería, Huelva y Cádiz), Guadalajara, Gerona y Tarragona. En Cataluña, de hecho, han quedado por delante de Ciudadanos, hasta ahora referente del constitucionalismo.

En vista de estos números, ¿tiene algo que agradecer Vox a Pedro Sánchez por convocar nuevas elecciones? La pregunta hizo sonreírse a Abascal, que respondió: "No se lo vamos a agradecer a él, sino a los españoles que nos han votado". En concreto, 3,64 millones.

Y avisó de que si Sánchez es incapaz de sumar los apoyos para ser investido presidente y se le ocurre ir a terceras elecciones en 2020, "lo volveremos a aprovechar". Aunque esa posibilidad parece lejana. Cuentan con que la legislatura eche a andar y ser un "dique de contención frente al separatismo". 

De momento Vox tiene poco en la agenda. A finales de semana convocará su Consejo Político, y como Sánchez no tiene la más mínima intención de incluir a Abascal en su ronda de reuniones, lo próximo será con el Rey. 

De ese "cordón sanitario" que el socialista ya ha anunciado que va a mantener sobre Vox también habló su presidente para recordarle que, aunque no le guste, tiene detrás a más de 3,6 millones de españoles. "Gente buena y pacífica", afirmó, que ni quema contenedores, ni fabrica explosivos, ni corta carreteras, ni ataca la unidad nacional.

Comenta esta noticia
Update CMP