El Tribunal de Cuentas investiga el bochornoso fraude de los 4 millones a la EMT

El concejal de Movilidad y presidente de la  EMT, Giuseppe Grezzi

El concejal de Movilidad y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi

El bochornoso fraude de los 4 millones a la EMT de Valencia también será investigado en Madrid. Ocho transferencias a Hong Kong sin que el concejal Grezzi y el gerente se enteraran.

El Tribunal de Cuentas abrirá una investigación sobre la responsabilidad contable de los gestores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia por el fraude de 4 millones de euros, a raíz de una denuncia presentada por el grupo municipal de Ciudadanos (Cs).

El tribunal señala en su escrito, fechado el pasado 24 de octubre, que la denuncia ha sido trasladada a la Sección de Enjuiciamiento, para que, una vez sea nombrado el delegado instructor, se lleve a cabo la correspondiente investigación.

La apertura del procedimiento se produce a raíz de una denuncia de Ciudadanos, que se adelantó a la de la propia EMT, cuyo Consejo de Administración acordó dar cuenta de los hechos al organismo fiscalizador pero ha retrasado la ejecución de esta medida después de que el secretario de la empresa contratado para labores de asesoramiento legal recomendara no hacerlo. Esa denuncia fue apoyada por el PSPV, socio de Gobierno de Joan Ribó en el Ayuntamiento de Valencia. 

El portavoz municipal de Cs, Fernando Giner, ha calificado en un comunicado de “fundamental” que el Tribunal de Cuentas resuelva “si existe responsabilidad contable por parte de los gestores de EMT”, y ha recordado que las auditorías de la EMT desvelaron “numerosos fallos de gestión del organismo”.

Giner lamenta que a pesar de ello, el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, y los directivos de la empresa “continuaron con su gestión completamente disparatada e irresponsable que desembocó en el robo de cuatro millones de dinero público”.

El portavoz municipal de Cs ha explicado que entre las funciones del Tribunal de Cuentas está la del “enjuiciamiento contable”, reconocida por el artículo 136 de la Constitución Española. Por ello, considera “fundamental” que el Tribunal de Cuentas dictamine si existe responsabilidad contable en la gestión de la EMT.

La investigación del Tribunal de Cuentas es independiente de la que haga el juzgado de lo penal que instruye el caso tras la denuncia de la propia EMT a la Policía el pasado 23 de septiembre. El Tribunal de Cuentas investiga la responsabilidad contable, y el juzgado, la responsabilidad penal. 

En caso de apreciar responsabilidad contable por parte de los administradores de la EMT, el Tribunal de Cuentas podría incoar un "procedimiento de reintegro por alcance" para obligar a esos responsables a reintegrar el dinero perdido.

Comenta esta noticia
Update CMP