La 'vulgar' campaña contra la violencia de género: "Soplarte el pito"

Uno de los carteles de la campaña contra la violencia de género de El Verger.

Uno de los carteles de la campaña contra la violencia de género de El Verger.

Los carteles colocados en calles de El Verger han sido catalogados de "vulgares" y "desagradables" por vecinos y grupos políticos. El PP y Compromís han solicitado su retirada.

"Xicon et deixe que em tranques la tomaca quando julgues"  y "Boniquet, es voret passar i se'm fa la figa aigua" son algunas de las frases con las que amaneció ayer el municipio de El Verger que forman parte de la nueva campaña de violencia de género. Estos carteles, en los que son las mujeres las que mandan piropos sexistas a los hombres, están colocados desde ayer y ya han causado controversia entre los vecinos.  

La campaña, promovida por el equipo de gobierno del PSPV de El Verger todavía no ha sido presentada ni cuenta con un cartel explicativo. No obstante, en esta ocasión son las mujeres las que se apoderan de los piropos que durante mucho tiempo desconocidos han dirigido a las mujeres. Una idea que muchos han tachado de "vulgar" y de "falta de respeto" hacia las mujeres. 

La propuesta, que nace con la intención de concienciar a la sociedad de la necesidad de eliminar esos piropos en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebrará el próximo día 25 de noviembre. Según explica el gobierno local, el objetivo de la campaña es presentar "una campaña atrevida y muy llamativa, con un toque agresivo para hacer pensar a la gente sobre un uso del lenguaje muy peyorativo hacia la mujer". Además, la falta de explicación de los carteles ha sido intencionada, forma parte de la propia estrategia. Y, según explican, será durante el día de hoy cuando se explique su significado.

Las frases han dado mucho de que hablar a los vecinos del municipio y a los miembros de los partidos de la oposición, quienes se han mostrado en contra. El Partido Popular y Compromís han sido los primeros grupos en mostrar su crítica a la propuesta y han trasladado distintas quejas de vecinos al gobierno; como la de los padres que no están de acuerdo con que los niños y jóvenes aprendan esas expresiones. Además, desde el PP han catalogado de "desagradable" e "incómodas" encontrarse esas muestras por las calles del pueblo y han denunciado que "no todo vale para dar la nota" y que "no se pueden financiar con dinero público estas banalidades".

Ambos partidos han solicitado la retirada de los carteles. Sin embargo, desde el ejecutivo tienen la intención de terminar de colocar todos elementos de la campaña y resolver la controversia después. 

La controversia ha llegado hasta las redes sociales, donde el debate ha estado servido con comentarios a favor y en contra de la campaña.

Comenta esta noticia
Update CMP