23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Calabacines al horno con ajo y limón

Nunca cocinar calabacines fue tan fácil, rico y saludable

Con una lista de ingredientes simples tan corta como su tiempo de preparación, esta receta se convertirá en la favorita de tu familia por mucho tiempo. Además su cero contenido en grasas, su elevado aporte en fibra y sus cantidades significativas de vitaminas y minerales hacen que sea un alimento a tener siempre en cuenta en nuestra dieta.

Mi consejo es que no te lo pienses demasiado porque su resultado final es absolutamente apetecible y una forma fantástica de que los más pequeños coman verduras divirtiéndose. Igualmente, si quieres, puedes añadir distintas combinaciones de condimentos para hacer diferentes variaciones cada vez:

  • aceite de oliva con pimentón.
  • orégano, albahaca y mozzarella.
  • queso parmesano con pequeños dados de jamón
  • súper crujientes, rebozándolos primero en huevo y después en una mezcla de pan rallado, orégano, sal y parmesano en polvo.

Dificultad: Baja
Tiempo de preparación: 20 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

4 calabacines

1 limón rallado
2 dientes de ajo rallados

queso curado rallado

sal

5 cucharadas de aceite de oliva
perejil fresco

 

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º

1.- Lava los calabacines, córtalos en cuatro a lo largo, sazona al gusto y disponlos en una fuente de horno cubierta con papel vegetal.

 

2.- En un recipiente mezcla el aceite de oliva con los ajos y el limón rallado.

 

3.- Pincela generosamente los calabacines con esta mezcla e introduce en el horno precalentado a 180º durante 12-14 minutos.

 

4.- Retira la fuente del horno para dejar caer sobre los calabacines una generosa lluvia del queso recién rallado. Hornea de nuevo unos minutos más para que el queso se funda y se forme una ligera corteza dorada.

 

Decora con perejil fresco y disfrútalos solos, como guarnición, en pastas o aperitivo…

 

…las posibilidades son infinitas y siempre deliciosas.

 

Comenta esta noticia