15 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Difunden los mensajes incendiarios del cargo de Podemos en La Rioja y le hunden

Mario Herrera custodiando a la única parlamentaria de Podemos en La Rioja, Raquel Romero.

Mario Herrera custodiando a la única parlamentaria de Podemos en La Rioja, Raquel Romero.

El volcán en erupción que es Podemos La Rioja suma un nuevo estallido con la llegada de Mario Herrera al gobierno de la socialista Andreu. Lo ha tratado de borrar pero tiene un pasado.

Un partido sin dirección, una gestora disuelta, una consejera que hasta hace pocos meses residía en Berlín, otra cesada sin llegar a tomar posesión...

La historia de Podemos en La Rioja es la de un esperpento político, más grave aún cuando su única parlamentaria regional, Raquel Romero, es ahora flamante consejera de Participación del gobierno socialista de Concha Andreu.

Por si fuera poco el incendio, al Ejecutivo con sede en Logroño llega ahora un dirigente morado con una trayectoria, como poco, polémica. Se trata de Mario Herrera, nombrado director general en la consejería que ocupa su compañera de filas.

Herrera, que procede de Castilla La Mancha y ha sido concejal en Ciudad Real fue uno de los hombres de negro que desde Toledo la dirección morada impuso al PSOE de La Rioja para negociar el acuerdo de investidura y gobierno de Andreu. Absolutamente desconocido para los riojanos, Herrera tiene un incendiario pasado en las redes sociales, que ha hecho desaparecer, claro.

Desde llamar "zorra" y "víbora" a María Dolores de Cospedal, a reclamar la "quema" de iglesias en varios mensajes referidos al obispo de Calahorra.

Ahora, algunos de esos mensajes están siendo difundidos para que en La Rioja comprueben quien ha buscado acomodo con sueldo público en su gobierno.

 

Comenta esta noticia
Update CMP