19 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez sacrifica a Montón y su "gabinete telegénico" salta por los aires

Apenas cuatro horas después de expresarle el presidente su respaldo, la ministra de Sanidad renuncia tras ser pillada mintiendo y tras el clamor del PSOE que exigía su cabeza.



Pedro Sánchez ya tiene dos "exministros" en apenas 100 días de Gobierno, todo un récord en la historia de la Democracia. La ministra de Sanidad, Carmen Montón, achicharrada por el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos dimite.

Como antes Máxim Huerta, se resistió al principio pero las evidencias de que ha mentido en este episodio han obligado a La Moncloa a sacrificarla. Y eso que Sánchez había expresado su apoyo apenas cuatro horas antes del anuncio de la socialista valenciana. Así, el conocido como "gabinete telegénico" salta literalmente por los aires con dos defenestraciones en solo 100 días. Habrá, así, tres fotos oficiales del gabinete socialista nacido de la moción de censura.

En su comparecencia ante los periodistas, Montón aseguró que ha sido "transparente y honesta" y que "no he cometido ninguna irregularidad". "He sentido en todo momento el apoyo y el afecto del presidente del Goberno", añadió, antes de anunciar oficialmente su renuncia al cargo.

Sin embargo, apenas unas horas antes y tras varias conversaciones cruzadas entre Sánchez y Montón, y entre ésta y la vicepresidenta, Carmen Calvo, el líder del PSOE había decidido hacer público su apoyo a su ministra. "Está haciendo un gran trabajo y lo va a seguir haciendo", enfatizó ante los periodistas en los pasillos del Senado mientras en La Moncloa ya se cocinaba el peor desenlace a esta nueva crisis.

Incluso, ante el conato de incendio en un creciente sector del partido y del propio gabinete, Sánchez había lanzado a la palestra a media mañana a la número dos del PSOE, Adriana Lastra, con un mensaje en forma de advertencia para el cierre de filas. A esa hora ya muchos socialistas situaban a la titular de Sanidad  fuera del Gobierno, como finalmente ha ocurrido.

"¿Piensa dimitir, ministra?", le preguntaba a primera hora Pepa Bueno en los micrófonos de la SER. "Yo no he cometido ninguna irregularidad. Considero que dimitir por una cosa que no he hecho no me parece correcto. Me parece injusto", se limitaba a contestar Montón.

 

La ministra Montón, este martes en la SER tratando de explicar las lagunas cada vez más evidente sobre su máster.

 

De hecho, la propia Lastra había sido la encargada de anunciar la comparecencia a petición propia de Montón en el Congreso, ya cuando había en el registro una iniciativa similar presentada por Ciudadanos.

"Ella es una persona seria y rigurosa, que ha demostrado que hizo en todo momento lo que se le exigió y que no tuvo trato de favor, y ella no es consciente de tenerlo sino que hizo lo que le exigía la universidad", había defendido en vano la vicesecretaria general del PSOE.

"Olía mal", reconoce a ESdiario un diputado socialista, que atribuye el apoyo inicial de Sánchez a Montón al "agradecimiento por tiempos pasados". Y es que Montón, que pertenecía a la primera Ejecutiva de Sánchez, permaneció leal a su secretario general cuando Susana Díaz y los barones  territoriales forzaron la dimisiones de sus peones en la dirección para forzar la caída de Sánchez.

En Ferraz ya se barajaba la posibilidad  de que este miércoles eldiario.es hiciera públicos documentos que sentenciaran a Montón, en el mismo modus operandi que ocurrió en el caso Cifuentes. En realidad no hubo que esperar tanto. La Sexta informó apenas tres horas después del respaldo de Sánchez, de que del Trabajo de Fin de Máster , 19 de sus 52 páginas están plagiadas.

 

Eso sí, el PSOE había contando en este nuevo accidente del Gobierno con la comprensión de Podemos, que seguía dando plazos y tiempo a Montón para que aclarara las dudas sobre su máster. Ha sido incapaz de hacerlo y ahora será la Alta Comisionada para la Pobreza Infantil, María Luisa Carcedo, la que asuma la cartera de Sanidad.

Comenta esta noticia
Update CMP