24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un libro revela la trama montada para echar a Rajoy y poner a Sánchez

Rajoy y Sánchez

Rajoy y Sánchez

El periodista Graciano Palomo reconstruye paso a paso la operación de acoso y derribo del expresidente del Gobierno y del PP, así como las principales claves de su sucesión.

El desplome del PP tras la caída de Mariano Rajoy y la trama que llevó a Pedro Sánchez hasta La Moncloa son desmenuzados minuciosamente en La larga marcha. De Rajoy a Casado, el libro del periodista Graciano Palomo. Es el resultado de dos años de investigación concienzuda de una operación "política, judicial y mediática" para dinamitar a los populares, empezando por el que fue su expresidente.

El minucioso relato periodístico al que ha tenido acceso ESdiario tiene su punto de origen en la "cacería" real y figurada pilotada desde la izquierda, que tuvo lugar en la ya célebre montería de 2009 en Jaén entre Baltasar Garzón y el entonces ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

 

En mitad de aquel sarao cinegético, el exjuez y primer instructor de la Gürtel apartado de la investigación posteriormente por prevaricar, se lo dejó muy claro al ministro socialista de Zapatero: "Con esto vais a estar muchos años en el poder".

Palomo recuerda que, años después, a los pocos minutos de conocerse la sentencia de la Gürtel, "Garzón ya estaba en todas las televisiones señalando el famoso párrafo de entre mil y pico folios" en el que se ponía en cuestión la "credibilidad" de Rajoy en su testimonio en el proceso de la Gürtel.

Sobre aquella alusión perdida en un mar de papel, la izquierda colocó los cimientos de la moción de censura. El analista política admite que existía una trama corrupta, pero el verdadero objetivo era hacer caer a Rajoy, que horas después de conocer la sentencia reconoció a su círculo más estrecho su gran error: "No he sabido comunicar bien. En eso me he equivocado".

En el reservado del restaurante Arahy

Palomo también reconstruye, con todo detalle, lo sucedido en el reservado del restaurante Arahy, donde Rajoy siguió los acontecimientos de la votación de la moción de censura. La cascada de informaciones y rumores sumieron al PP en el caos más absoluto en aquellas horas.

En el reservado había partidarios de que Rajoy dimitiera para dejar paso a Soraya Sáenz de Santamaría, pero se impuso el criterio de la secretaria general y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que no estaba presente en el Arahy. En conversación telefónica, le espetó al entonces líder del PP que dimitir era "asumir que es culpable. Y eso es demoledor para el hijo de un juez".

A partir de ahí se pusieron en marcha las primarias para buscar sustituto a Rajoy al frente del PP. Palomo detalla por qué Alberto Núñez Feijóo no quiso asumir el liderazgo, citando por ejemplo una comida que tuvo lugar en Galicia "donde Rajoy le dice: ‘debes presentarte en el bien entendido de que yo no te lo estoy pidiendo’ Pero Feijóo quiso ir bajo palio".

 

Y Pablo Casado, que sopesaba seriamente aceptar una magnifica oferta profesional en París, fue convencido en el último segundo de que debía dar un paso al frente. Fue la "mente algorítmica" de su amigo, el diputado por Murcia Teodoro García-Egea, le hizo replantearse su decisión de quedarse con el trabajo y meterse de lleno en la carrera por la sucesión.

"Pablo, si pasas el primer corte de las primarias, puedes ganar", le convenció Egea, que es hoy el secretario general del partido que encabeza Casado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP