18 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Paternidad y cárcel: la oscura historia de Ortega Cano se repite en su hijo

Ortega Cano y Gloria Camila no saben ya cómo ayudar a José Fernando.

Ortega Cano y Gloria Camila no saben ya cómo ayudar a José Fernando.

De nuevo a la sombra. José Fernando no levanta cabeza. A sus 23 años sus idas y venidas a la cárcel y sus adicciones están arruinando su vida y la de su padre. Al igual que Ortega Cano parece que van a tener en común una fatal coincidencia: vivir la paternidad en prisión.

El hijo del diestro se encuentra en el calabozo tras quebrantar varias veces la orden de alejamiento de su exnovia Michu. José Fernando ha vuelto a provocar un escándalo, el pasado 13 de febrero acudía al hospital de Jerez donde estaba su expareja hospitalizada en avanzado estado de gestación, para ver cómo evolucionaba, saltándose la ordenanza del juez.

Tras una acalorada discusión entre ambos, en la que intervenía un familiar de Michu, el equipo de seguridad del centro hospitalario acudía a la habitación. Fue en ese momento cuando se percataron de quién era y de la orden judicial que pesaba sobre él. 

Rápidamente, fue arrestado y llevado a las dependencias policiales de la comisaría más cercana, de donde fue liberado horas más tarde.

Tres días después de este incidente, un juez dictaminaba que ingresara en el Centro Penitenciario Puerto II,  en Cádiz, por reincidencia y acumulación de delitos, puesto que hace un mes también fue detenido por la Guardia Civil en el término municipal de Arcos de la Frontera al ser sorprendido en un coche con su ex.

La historia se repite. Su padre, Ortega Cano también tuvo que cumplir condena y se perdía su recién estrenada paternidad de su primer hijo biológico. A Michu tan solo le falta un mes para dar a luz y el padre de su hijo está detenido. Las fatales coincidencias del destino ha querido que padre e hijo pasen por estas terribles experiencias.

 
Comenta esta noticia
Update CMP