23 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mensaje navideño más envenenado en Zarzuela: lo que Felipe tendrá que callar

El Rey, en su mensaje de Nochebuena del pasado año.

El Rey, en su mensaje de Nochebuena del pasado año.

El Monarca tiene cita con su sexto discurso de Nochebuena a los españoles, el más complicado dada la endiablada coyuntura política. Y no puede decir lo que, realmente, piensa.

Un "pacto por la convivencia" dentro de la Constitución. "La obra más valiosa de nuestra democracia y el mejor legado que podemos confiar a las generaciones más jóvenes; y, por ello, debemos evitar que se deteriore o se erosione; debemos defenderla, cuidarla, protegerla; y hacerlo con responsabilidad y convicción".

Fue en la Nochebuena del año pasado. Felipe VI no se anduvo por las ramas. Y en su quinto mensaje navideño de su reinado, el primero con un gobierno socialista, el Monarca apuntaló los valores de la Constitución tras el desafío golpista de ERC y Junts.

En estos días, entre el Palacio de la Zarzuela y el de La Moncloa circulan ya los primeros borradores del texto que el Jefe del Estado pronunciará ante los españoles en la noche del próximo 24. Como siempre, el discurso será elaborado por el equipo de asesores de la Casa Real pero supervisado por el Gobierno.

"El Rey ejercerá como siempre su papel moderador. Hablará de la situación política pero desde la neutralidad que le exige la Constitución", reiteran a ESdiario fuentes de La Zarzuela. Entre líneas, claro, no ocultan la incomodidad de Felipe VI por lo que  "debe decir" pero también "debe callar".

La pista ya la dio hace unos días la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, cuando llevó al Monarca la lista con los políticos a los que debía recibir en su ronda para la investidura.

Lo hizo cuando desveló que Felipe VI le confesó que sería "bueno" que hubiera Gobierno y que la legislatura "empezara a andar" para que haya"normalidad institucional, que es lo que los ciudadanos de este país están esperando".

 

 

El Rey Felipe, con Sánchez en su ronda de consultas para la investidura esta semana.

 

Ese va a ser, según las fuentes consutadas por ESdiario, el eje central del inminente mensaje institucional que se prepara. Los llamamientos de manual al "diálogo y la convivencia", a la Constitiución que garantiza la integridad territorial pero también la "diversidad y la pluralidad" y la necesidad de regresar a la normalidad institucional que los españoles demandan para salir del eterno bloqueo.

Esto es lo que el Felipe VI dirá. No puede hacer otra cosa. Pero distinto es lo que va a callar.

Su preocupación por que el nuevo gobierno sea rehén de Esquerra y por que se pueden abrir foros al margen del Congreso y de los partidos para negociar el futuro de Cataluña. Y por el ADN reconocidamente antimonárquico de Podemos, sustento del Consejo de Ministros que llega. Así, en esta ocasión, callar no será nunca otorgar.

 

Comenta esta noticia
Update CMP