20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El pánico terrorista golpea Bélgica: un hombre hiere a machetazos a dos policías

La policía acordona la zona del ataque.

La policía acordona la zona del ataque.

Europa vuelve a estremecerse por una acción criminal en la que de momento se desconocen muchos detalles pero apunta a un nuevo caso de terrorismo fundamentalista. El agresor ha sido abatido.

Dos policías han resultado heridos este sábado cerca de una comisaría de Charleroi (Bélgica) en un ataque efectuado un individuo armado con un machete al grito de "Allahu Akbar" (Dios es el más grande), según han informado fuentes policiales al diario belga Le Soir. 

El agresor, todavía no identificado, fue abatido por los disparos de un tercer agente y ha muerto durante el traslado al hospital. La Policía ha establecido, de momento, un gran perímetro de seguridad alrededor de la avenida Pierre Mainz, escenario del ataque.

Las dos agentes heridas, dos mujeres, están "fuera de peligro", según las primeras declaraciones de las autoridades. 

Precisamente este lunes conocíamos que el órgano de coordinación del análisis de la amenaza en Bélgica (OCAM por sus siglas en francés) realizó cerca de 1.500 investigaciones en 2015, es decir, un 40 por ciento más que el año anterior, según su informe de actividades hecho público por el Ministerio del Interior.

El organismo público ha visto ampliada su labor tras la desarticulación de la célula terrorista de Verviers en enero de 2015, en concreto, en materia de coordinación administrativa de la lucha antiterrorista y contra el extremismo. También se ha reforzado su papel para coordinar y facilitar el intercambio de información entre los servicios de seguridad del país y en el seguimiento de los combatientes extranjeros procedentes de Bélgica, uno de los países con mayor número.

Más de 30 personas murieron en los atentados perpetrados el 22 de marzo contra una estación de metro de Bruselas y el aeropuerto de Zaventem de la capital. Bélgica mantiene el nivel de alerta por terrorismo en el nivel 3 de una escala de 4, por el riesgo de un atentado "posible y verosímil" en el país tras mantenerlo en el 4 en la capital tras los atentados.

Un juzgado de instrucción imputó este sábado a Nourredine H. por un delito de tentativa de homicidio voluntario en un contexto terrorista y de participación en las actividades de un grupo terrorista.

El sospechoso fue detenido el viernes junto a su hermano, Hamza H. porque "parece que existían planes para llevar a cabo un atentado en algún lugar de Bélgica", según informó la Fiscalía belga en un comunicado. Su hermano fue liberado posteriormente.

La televisión pública belga RTBF informó de que Nourredine había ayudado a otras personas a viajar a Siria para unirse a los grupos yihadistas, recientemente había viajado por otros países europeos y tenía varios contactos en Francia. Al parecer, Nourredine estaba buscando armas, lo que aceleró la intervención policial.

Comenta esta noticia
Update CMP