28 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Volkswagen Multivan T6.1, mejorando lo bueno

La incombustible furgoneta de Volkswagen se actualiza con la llegada de más tecnología, mejor calidad interior y un lavado de cara que le sienta de maravilla sin perder un ápice de espíritu.

Son ya más de 12 millones de Multivan rodando por el planeta desde que Volkswagen lanzó la T1 allá por 1950, y al igual que el Beetle o el Golf este modelo es un icono de la automoción que levanta pasiones entre un público de lo más variado, desde hippies con espíritu rebelde a yuppies que quieren desconectar por completo en sus escapadas. Hoy en día la T6.1 es la última reinterpretación de esta forma única de entender la movilidad como libertad absoluta, y gracias a sus distintas versiones, Caravelle, California, Transporter y Multivan, se adapta a cualquier necesidad. 

Perteneciente a la rama Volkswagen Vehículos Comerciales, el año pasado se vendieron más de 18.000 unidades que la convirtieron en la furgoneta camper número uno del mercado. Es el modelo con el que todos se comparan, y ahora recibe una actualización de diseño, equipamiento y motorizaciones. Estrena paragolpes, parrilla, faros de led, llantas y diversas combinaciones de nuevos colores y molduras para la carrocería. Sus dimensiones no cambian, con 4,90 metros de longitud en la versión estándar, 5,00 m en la California y 5,30 m en la variante de batalla larga.

 

Pero poniendo todo eso en un segundo plano, el principal cambio que recibe la Volkswagen T6.1 es la inclusión de una dirección electromecánica en lugar de la antigua de asistencia hidráulica. Esta modificación ha sido necesaria para poder ofrecer distintos asistentes a la conducción, como uno que compensa el viento lateral y que es dotación de serie, u otros más comunes como el control de mantenimiento de carril o el aparcamiento semiautomático. 

La gama de motores TDI incrementa su eficiencia y cuenta con diversos rangos de potencias máximas, desde 90CV hasta 199CV, todos sobre la base del bloque de 4 cilindros y 2 litros. El cambio puede ser manual o automático DSG, y la tracción delantera se complementa con la 4Motion para que los viajes no se detengan ante ningún terreno. Se espera como gran novedad para el año que viene el inminente lanzamiento de una versión eléctrica que podría disfrutar de una autonomía de marcha superior a los 400 kilómetros para competir con la llegada del Mercedes Benz EQV.

 

En el interior, las zonas de estar y dormir se han mejorado y optimizado con más calidad en todos los materiales. Las camas, la cocina o las tapicerías han sido también revisados, y la iluminación interior es más adaptable. El sistema de infoentretenimiento se pone a la última con conectividad total con IOS y Android, y la instrumentación puede ser digital.  Los precios de la Volkswagen T6.1 arrancan en el entorno de los 29.000 euros para las versiones más sencillas.

Comenta esta noticia
Update CMP