29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Congreso ultima lo que ansía media España: Rufián y Tardà, sin sueldo

Rufián, Junqueras y Tardà, en una imagen de campaña electoral.

Rufián, Junqueras y Tardà, en una imagen de campaña electoral.

La Cámara Baja está culminando los trámites necesarios para sancionar las reiteradas ausencias de los diputados de ERC y PDeCAT. Salarios que superan los 8.000 euros de todos los meses.

El Congreso de los Diputados ha pedido un informe a los letrados de la Cámara antes de tomar la decisión de sancionar a los diputados de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y el PDeCAT por sus reiteradas ausencias durante las últimas semanas.

La Mesa de Congreso ha abierto así un paréntesis antes de adoptar una medida que ya tiene más que perfilada, a propuesta por Ciudadanos, cuya aprobación estaba prevista para esta misma semana pero los acontecimientos relacionados con la puesta en marcha del artículo 155 por parte del Senado han aparcado unos días.

Y es que está suficientemente acreditado que los diputados de estas formaciones dejaron de acudir desde el 19 de septiembre a los plenos y limitaron su asistencia a las sesiones de control, en las que podían intervenir para debatir con los miembros del Gobierno sobre la situación de Cataluña y, de paso, ganar visibilidad en las televisiones. 

El portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, ha acusado a los diputados de estos partidos de "rebeldía institucional". El partido de Albert Rivera considera que el incumplimiento de sus obligaciones como diputados transgrede el artículo 15 del reglamento de la Cámara y constituye “un ataque a la función parlamentaria, un desprecio institucional y una alteración de la función representativa que es la esencia del Congreso de los Diputados”. En el escrito presentado a la Mesa la pasada semana, esta formación apeló al artículo 99.1 del reglamento, por el que los diputados pueden ser sancionados en el caso de que “de forma reiterada o notoria” no asistan por voluntad propia a las sesiones del pleno o de las comisiones.

No estamos hablando de cantidades pequeñas. Tal y como ya publicaba ESdiario, las retribuciones de Rufián ascienden a 7.848,99 euros, de los que 1.842,10 son libres de impuestos, limpios (puede leer su nómina al detalle aquí).

Su "jefe" todavía gana más. Tardà percibe del Congreso 8.435,22 euros al mes, de ellos 1.842,10 euros libres de impuestos en concepto de indemnización por ser de una circunscripción distinta a Madrid.

Ahora, antes de la decisión del Congreso, una pregunta planea en el aire: Después de que se hayan declarado con entusiasmo la República catalana, ¿dejarán voluntariamente sus escaños en el Congreso de los diputados aunque solo sea por una cuestión de coherencia?

Y la subvención de grupo a ERC

Además del salario, la formación naranja también reclama, para el caso de ERC, que cuenta con grupo parlamentario propio, que se le retraiga la "parte alícuota" de la subvención que recibe el grupo como tal. La Mesa del Congreso está formada por nueve diputados: tres del PP, dos del PSOE, dos de Ciudadanos y dos de Unidos Podemos.

El precedente de 10 meses sin sueldo

Ciudadanos también pidió en la Junta de Portavoces del Senado que se analizara la posibilidad de sancionar a los senadores de ERC y el PDeCAT, que igual que en Congreso se han ausentado de forma voluntaria de los plenos. El asunto está siendo estudiado también por la Mesa del Senado. El artículo 23 del reglamento contempla que el senador que reiteradamente deja de asistir a las sesiones sin licencia de la Mesa, puede ser privado de su asignación, “por uno o más meses, a propuesta de la presidencia y por acuerdo de la Cámara tomado en sesión secreta”.

En 1992 el Senado ya sanciónó a tres senadores de Herri Batasuna (Íñigo Iruín, José Luis Elcoro y José Luis Álvarez) por sus reiteradas ausencia en la Cáma Alta con diez meses de sueldo.

Comenta esta noticia