14 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Patxi López sufre las represalias de los diputados pedristas por su traición

El candidato Patxi López en un acto de la precampaña para las primarias en Fuenlabrada.

El candidato Patxi López en un acto de la precampaña para las primarias en Fuenlabrada.

El exlendakari y primer candidato a las primarias admite la larga travesía que le espera por delante y reconoce el perjuicio de que el PSOE vaya a estar expuesto "cinco meses bajo los focos"

"Ya, pero estos lo van a solucionar en quince días. Y nosotros, cinco meses bajo los focos".

Patxi López, el primer dirigente del PSOE en saltar al ruedo de las primarias no oculta su vértigo ante la larguísima travesía del desierto que se va a ver obligado a atravesar su partido. Y ni siquiera la guerra civil que ha estallado en Podemos, con el duelo fratricida entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, sirve de consuelo al exlendakari y expresidente del Congreso.

Fuentes de su entorno consultadas por ESdiario reconocen que López comienza a admitir que su decisión de presentar su candidatura tal vez haya sido prematura. Demasiado pronto, solo y con la etiqueta de "traidor" que es incapaz de quitarse de encima, en el inicio de su gira por las agrupaciones y por los medios de comunicación.

"Yo no he traicionado a Pedro", insiste a quien le pregunta. Excusatio non petita..., le responden los pedristas, que ni siquiera en el Congreso de los Diputados son capaces de disimular su animadversión por quien fue "uno de los nuestros".

Pero el propio López -y así lo ha reconocido este jueves en una conversación informal con un reducido grupo de periodistas- es ya consciente de que la carrera a la Secretaría General se le va a hacer a él, y a a todo el PSOE,  cuesta arriba. Y eso que ya tiene, al menos, un adversario con el que pelear en el ring socialista: Pedro Sánchez.

Los patxistas, para justificar tal vez el error de cálculo de su jefe de filas, han comenzado a deslizar una consabida maldad contra la gestora y su presidente, Javier Fernández, que también comparte Pedro Sánchez.

A la flema del asturiano atribuyen que el 39 Congreso Federal no se vaya a celebrar hasta junio. Muchos meses bajo los focos, sin liderazgo, enzarzados en una carrera que tiene más de rencillas personales que de proyectos políticos, y con su recién estrenada imagen de moderación y sentido de Estado a punto de saltar por los aires.

Y es que en el PSOE todo el mundo es consciente de que Sánchez ya ha abierto la batalla por atribuirse las verdaderas esencias de la izquierda y la militancia. Y a la espera de ver si Susana Díaz concurre a la convocatoria, el exlendakari se lamenta por una obviedad: todos van a estar cinco meses "bajo los focos".

Comenta esta noticia
Update CMP