07 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El País y la SER lanzan un ataque furibundo a Sánchez e Iglesias: "Trileros"

Sánchez e Iglesias en el Congreso.

Sánchez e Iglesias en el Congreso.

Prisa exige al Gobierno que rueden cabezas después del pacto para la derogación de la reforma laboral; un marco legal que el grupo está aplicando en forma de ERTE en su plantilla.

Era lo que les faltaba al Gobierno y al PSOE en plena jaula de grillos: que el Grupo Prisa la emprendiera a cañonazos contra Pedro Sánchez y Pablo Iglesias por lanzanse a los brazos de Bildu prometiéndole el oro y el moro de una nueva legislación laboral en el inicio de una crisis económica de proporciones bíblicas.

El País y la SER han sacado toda su artillería mediática contra el Ejecutivo. Y no son de los que hacen prisioneros. 

Por la mañana Àngels Barceló se preguntaba y preguntaba a los oyentes de la SER: "Quién se va a fiar de un Gobierno que negocia una cosa y la contraria, que esconde los términos de los acuerdos, los anuncia cuando le conviene y los cambia después de firmarlos". 

Horas más tarde el diario que dirige Soledad Gallego Díaz, en un gesto sin precedentes, publicaba un editorial on line distinto al de la versión impresa con un titular muy descriptivo: A la intemperie: "Al final, el acuerdo, cerrado a cambio de una abstención irrelevante, ha destruido el mermado crédito negociador del Gobierno, lo ha dejado parlamentariamente a la intemperie y ha concitado en su contra un sentimiento de estupor". 

En él El País pedía cabezas como única forma de salir dignamente de este entuerto. "Las cosas han ido demasiado lejos, y la única manera en la que podría contener la hemorragia política (...) es depurando responsabilidades".

Ya por la tarde, Carles Francino volvía a la carga en La Ventana, llamando "trileros" al presidente y su vicepresidente segundo: Es verdad que Pedro Sánchez -y Pablo Iglesias también, aunque lo disimule- son ahora mismo como náufragos que se agarran a lo primero que pueden para sobrevivir. Esa es la imagen que dan. Pero para mí tampoco es excusa. Porque puedes estar apurado, incluso muy apurado; pero el juego de manos con Ciudadanos, el PNV, Bildu, Esquerra… Ocultando a unos lo que hacían con otros, eso es nefasto, eso acaba con todo".

La acometida de Prisa por tierra, mar y aire se produce en un contexto económicamente calamitoso para el grupo por la pérdida de ingresos publicitarios. El grupo está aplicando ERTEs en El País, con una rebaja de los sueldos del 11% a la plantilla cambio de una reducción de horario; en la SER, donde 200 de sus 1.200 trabajadores se han ido dos meses al paro y el resto ha visto reducido su sueldo un 10% hasta el 31 de diciembre; y en el diario As, también con un 10% de salario menos.

Comenta esta noticia