Reprueban a un concejal nacionalista por su ‘broma’ de las 4 vírgenes

Rafa Mas, en el centro de la imagen, ha sido reprobado por el pleno por un mensaje en twitter

Rafa Mas, en el centro de la imagen, ha sido reprobado por el pleno por un mensaje en twitter

La propuesta de Vox respaldada por PP y Cs reprocha al concejal de Compromís la publicación de un tuit con un fotomontaje que dio a conocer Esdiario

El pleno del ayuntamiento de Alicante de este mes de septiembre ha reprobado al concejal de Compromís Rafael Mas -a iniciativa de Vox- al que le reprochan su actitud burlesca hacia la religión católica por la publicación de un tuit que criticaba el belén monumental anunciado para estas navidades, y que fue recogido en una información periodística de ESdiario. La reprobación ha salido adelante con los 16 votos de Vox, PP y Ciudadanos frente a los 13 votos en contra de PSOE, Compromís y Unidas Podem.

En el mensaje en cuestión aparecían cuatro vírgenes montadas en un autobús, con un mensaje donde Rafa Mas escribió: “Ya llegan los refuerzos al Ayuntamiento de Alicante, se han dado cuenta que con un belén gigante de 15 metros no es suficiente”. El edil hacía así una crítica al anuncio del concejal de Fiestas, Manuel Jiménez, de instalar un belén de ‘récord guiness’ en la plaza del Ayuntamiento. Mas añadía a ese mensaje: “Ya están aquí los refuerzos del #bipartitoruina para salir de esta crisis social, sanitaria y económica”. Al final del tuit, el concejal valencianista aclaraba que se trataba de una broma, con un mensaje entre paréntesis donde decía: “Un poco de humor ante tanto despropósito”.

Por qué a los cristianos y no a otras confesiones

En la exposición de motivos, el portavoz de Vox, Mario Ortolá, ha destacado que “las creencias religiosas es un derecho a ejercer tu libertad de culto, pero también es un derecho que te protege frente a ataques por parte de terceros”. Ortolá ha señalado que “no podemos pasar por alto que el hecho de que sea ataque los símbolos cristianos y las creencias cristianas por gran parte de la izquierda está al orden del día y es algo totalmente censurable”. Ortolá ha reprochado este comportamiento del edil de Compromís, objeto de la reprobación, a la vez que se ha preguntado que “por qué esa fijación con atentar contra las creencias cristianas y no contra las creencias de otras confesiones religiosas, no sabemos si por miedo, si por cobardía o por que los cristianos no solemos responder con violencia ante este tipo de ataques”.

Ortolá ha reprochado este tipo de actuaciones de los representantes de la izquierda “porque la crítica política abarca un amplio abanico de argumentos, pero el ataque directo y la humillación a las creencias religiosas de millones y millones de españoles y decenas de miles de alicantinos es algo que no debe tener cabida en el debate político en un pleno, en comisiones o en la prensa”.

El portavoz de Vox ha declarado que han pedido la reprobación del señor Mas “para que sirva de escarmiento, no a él sino a toda la izquierda, para que empiecen a respetar a los símbolos religiosos”

Mas pide perdón acusando a Vox

El concejal reprobado, Rafa Mas, ha comenzado su intervención reconociendo que “en la forma era una crítica y en el fondo era una broma, quizá de mal gusto, pero una broma sin mala intención”. Mas se ha disculpado ante aquellos a los que le ha sentado mal esta broma, y ha expresado “mis más sinceras disculpas”, aunque “les exhorto a que no miren el dedo que señala la luna sino a la Luna”.  

El edil de la coalición Compromís ha pedido a sus compañeros de corporación que se dejen de hablar de este tipo de comportamientos en el pleno y se aborden los problemas reales de los alicantinos. Rafael Mas ha explicado que, al conocer la noticia de la reprobación a través de ESdiario –primer medio que se hizo eco de ella- tuvo tres sensaciones: la de que en Vox “por fin trabajan sin hacer copia-pega de lo que dice Madrid”; de orgullo “por haber sido reprobado por quien está en contra de la integración, las mujeres, los colectivos LGTBI y de los más vulnerables”; y de que en Vox querían tapar y ocultar “la falsa democracia y el presunto pucherazo de las primarias”.   

Falta de respeto Vs libertad de expresión

El resto de grupos han argumentado sus votos en dos sentidos: PP y Cs han reprochado al concejal de Compromís que no todo vale en política, y le han opedido respeto para quienes no piensan como él. Han justificado la reprobación señalando que el edil ha atravesado una línea que alcanza el insulto a los valores de muchas personas.

PSOE y Unidas Podemos no han querido entrar en el fondo del asunto, fundamentando su voto en la libertad de expresión y en que esta podría ser una cortina de humo donde esconder la gestión de otros asuntos realmente importantes para Alicante.

 

Comenta esta noticia