22 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

El grito de la inolvidable actriz de Hospital Central en busca de oportunidades

María Casal busca una oportunidad teatral

María Casal busca una oportunidad teatral

Los actores de nuestro país viven momentos convulsos. Buscan seguir latiendo con una profesión que, en ocasiones, les ha dejado en la cuneta. María Casal busca una oportunidad.

María Casal es una de nuestras actrices más todoterreno. Durante años ejerció como "doctora" en la mítica serie Hospital Central y más recientemente fue la novia de la Hierbas en la cómica La que se avecina. Sus registros son múltiples. Es una actriz de teatro. Forjada en las tablas, ha desarrollado su carrera en sinfín de obras de teatro, siempre con el respaldo de la crítica y del público. Pero la profesión de actor está pasando difíciles momentos. Hace algún tiempo era Enrique Alcides el que, desde los medios de comunicación, denunciaba que no podía ni siquiera pagar la luz. Un drama que hacía incluirle en las víctimas de la pobreza energética.

Es el pan de cada día. Muchos actores españoles buscan refugio en la Casa del Actor. Algunos necesitan, incluso, ayuda económica para seguir hacia adelante. Los más afortunados saborean los sinsabores de una profesión que es vocación. Es el caso de María. Hace unos días compartió con sus seguidores su última experiencia. El grito desesperado de una actriz en busca de trabajo. No quiere robar. Tampoco apropiarse de nada que no le corresponda, solo quiere una oportunidad: "Llamo a Rivas-VacíaMadrid. Me coge el teléfono una señorita o señora. Quiero hablar con alguien de programación de su teatro. Ella, seca, cortante. Me propone que mande un mail. Ya lo hecho,le digo, no contestan. Me contestó alguien en su tiempo a quien han cambiado de cargo. Pues eso, si no contestan es porque no les interesa. Se me llenan los ojos de lágrimas, no de pena sino de rabia. No sé si hablo con una bedela, una secretaria, una concejala o una cuñada. Y me pregunto: ¿Qué pensaría Pilar Bardem? El teatro lleva su nombre. ¿Que pensaría su hijo, que dedicó su Oscar de Hollywood a la dignidad de los actores españoles? No llamo para estafar, ni para robar, ni siquiera para insultar. Llamo para ver la posibilidad de trabajar. No sé quién le paga el sueldo, señora o señorita y prefiero no pensarlo. Pues eso. Dignidad. Actores. Hasta luego".

Las reacciones no se han hecho esperar. Son muchos los compañeros que han apoyado a Casal y que han explicado en las redes sociales lo amargo de un trabajo que, en muchos casos, les ha dejado en la cuneta. María, en cambio, prefiere seguir luchando. La pasión puede más que los problemas.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia