23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Peugeot Rifter Camper by Tinkervan, único en su especie

Acompañando al más habitual Traveller, las versiones camperizadas de los MPV de la marca francesa apuntan al público de vida activa y entran en un sector que ha crecido un 120% en 5 años.

La gama de monovolúmenes vacacionales de Peugeot crece y se enriquece, y sobre todo se diferencia de la competencia con la llegada de las versiones Traveller y Rifter by Tinkervan. Su público son las personas que hacen actividades al aire libre como senderismo, esquí de travesía, escalada o bicicleta de montaña, pero cada vez más la gente ve en este tipo de soluciones una manera de enriquecer su experiencia de viaje.

En ambos casos el cliente debe dirigirse a la red oficial Peugeot y adquirir la versión que quiera de ambos modelos, carrocería larga en el caso del Rifter, la cual será enviada a Huesca, a las instalaciones del carrocero Tinkervan, para que éste la transforme y homologue (como turismo o vehículo mixto) en un plazo aproximado de 2 meses.

La Rifter by Tinkervan está en fase de desarrollo y llegará en diciembre de este año, y como gran novedad en 2019 tendrá una cama elevable en el techo con módulo trasero, calefacción estacionaria y batería auxiliar, lo que la convierte en un modelo único en su clase. Es verdad que no es la primera vez que el preparador oscense trabaja con Peugeot, lo hace desde 2013 y fue el encargado de la camperización de la versión Teppe del Expert a la que también dotó de techo elevable y mobiliario interior.

La Traveller ya puede adquirirse para transformación con los motores diésel BlueHDi de 120, 150 y 180 CV; con caja automática EAT8 y con grip control (que mejora la tracción en diferentes superficies). Hasta el momento la gama de acabados en la que se ofrecía la Traveller era Business, Business Vip, Active y Allure. Ahora se completa con la Tinkervan.

El proveedor ofrece cuatro posibles equipamientos de camperización, de los que el primero de ellos es el denominado Happy, que es el básico y que, por 2.800 euros, ofrece interior con configuración estilo salón, una batería auxiliar, una toma de 12 V y USB, y luces led integradas. Le sigue el denominado Sunset (1.750 euros más e incorpora calefacción Webasto, más tomas, inverter y protector), Sunset+techo elevable con cama (7.450 euros) y Dreams (4.800 euros que permiten contar con cuatro plazas para dormir sin sacrificar las cinco plazas, mobiliario que no impide el acceso por los laterales, armarios posteriores con persiana y nevera de 40 litros, y cocina extraíble para uso interior y exterior).

Además, como opcionales hay una ducha de 12 litros eléctrica de 12v, nevera de 31 litros, toma exterior de 220v o portabicicletas para el portón trasero. La Traveller by Tinkervan exteriormente es igual que la versión normal, salvo por el techo, que además no supone una limitación por altura. Los puntos fuertes del Traveller by Tinkervan es que no supera los dos metros de altura, con lo que puede acceder a cualquier parking público; no pierde en prestaciones y equipamiento respecto a la versión de la que se parte para la camperización, puede tener hasta tres espacios diferenciados y la climatización repartida por el techo no se pierde al montar la cama elevable.

Comenta esta noticia
Update CMP