28 de marzo de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Jorge Javier le dedica una emocionante carta al gran amor de su vida

La estrella de Telecinco cierra un año difícil con optimismo y dando las gracias públicamente a su persona más querida, la que no se ha separado de él desde que sufrió el ictus.



2019 no ha sido, desde luego, el mejor año de Jorge Javier Vázquez. El ictus se cruzó en la vida de la estrella de Telecinco a comienzos de año y ello le ha obligado a pasar dos veces por el quirófano, la última de ellas este mismo mes de diciembre.

Este serio problema de salud ha supuesto un punto de inflexión en la vida del presentador, que se ha tenido que replantear lo de dar el 200% en todo lo que hace. De ahí que haya tenido que bajar el diapasón y tomarse con algo más de calma su vida profesional.

Pero para ello, Vázquez ha contado con un apoyo impagable y con un amor incondicional. El de su madre, que ha estado muy cerca de él en este año tan difícil. De ahí que el presentador de programas tan populares como Sálvame, Sábado Deluxe o Gran Hermano haya decidido darle las gracias públicamente.

"Me hice esta foto con mi madre hace una semana, antes de que ella volviera a Badalona y yo al trabajo. Me esperaba la final de #GHVIP y estaba nervioso, pero su presencia me trae suerte. Ella y yo sabemos por qué", así Jorge Javier Vázquez termina una de sus publicaciones más íntimas y sentimentales en Instagram.

 

Además, Jorge Javier le dedicó su post de Nochebuena en la revista Lecturas, donde escribe lo siguiente: "Me cuesta menos contar mis cosas en una revista que sincerarme con mi madre, y eso es algo que me gustaría corregir. Mi madre está a punto de cumplir ochenta años y a veces la trato como a una niña, que es justo de lo que me quejo yo con mi familia. Me subo por las paredes -metafóricamente- cuando me tratan como al "crío", que es como me llamaban cuando era pequeño", continúa diciendo con cariño.

"Por eso, me gusta que mi madre venga a verme cada vez más a menudo, aunque solo sea para un par o tres de días: para que vea que todo está en orden. Y porque, aunque está a punto de cumplir ochenta años y tiene una vitalidad que para mí la quisiera, tengo que quitarme el miedo de que venga sola en el AVE -qué maravilla, el servicio Atendo de Renfe- y tengo que aprender a no ponerme de los nervios cuando me dice que quiere darse una vuelta por Madrid", explica.

La relación entre María y su hijo ha sido muy estrecha desde que él era pequeño, a diferencia con su padre. Con La Mari, como Jorge la llama de forma cariñosa, el presentador puede compartir cualquier tipo de preocupación o duda, y ella siempre tendrá una sabia contestación para ello, como bien ha comentado en más de una ocasión.

"Me abre los ojos"

"En el fondo, somos iguales: nos gusta la gente, pero no nos da miedo estar con nosotros mismos. Ahora está conmigo y me gusta esa rutina de cenar prontito y plantarnos en el sofá para ver 'First Dates'. Jugamos a adivinar quién se quedará con quién y casi siempre acertamos, más yo que ella, creo", continúa.

Este esta relación tan íntima la que le permite a Jorge Javier encontrar un pilar en el que apoyarse constantemente, pues su madre no solo apoya todos sus proyectos, sino que además le abre los ojos cuando algo no le parece correcto.

"Me hago una foto con mi madre el jueves, antes de que ella vuelva a Badalona y yo al trabajo. Me espera la final y estoy nervioso, pero su presencia me trae suerte. Ella y yo sabemos por qué", finaliza con mucho amor. Un mensaje corto, pero cargado de significado y agradecimiento.



Comenta esta noticia
Update CMP