24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las decisiones más erradas de Josep Maria Bartomeu como presidente del Barcelona

Cuando parecía que Bartomeu podría dimitir como presidente del Barcelona, se mantiene en el cargo, aunque con fecha de caducidad por la moción de censura a la que será sometido.

Ya son varias temporadas que en Barcelona se están viviendo momentos complicados; una realidad que ha repercutido en un debilitamiento futbolístico. Estos acontecimientos han sido promovidos por Josep María Bartomeu, presidente del club; cuyo cargo asumió después de la renuncia de su predecesor Sandro Rosell.

Desde su inicio de mandato, el conjunto blaugrana alcanzó a levantar 13 títulos (cuatro ediciones de LaLiga, una Champions, cuatro Copas del Rey, dos Supercopas de España, un Mundial de Clubes y una Supercopa de Europa), pero dichos logros son empañados por malas decisiones que tuvieron como consecuencia derrotas muy dolorosas. Aquí recordaremos los errores más grandes que ha cometido Bartomeu como mandamás de la entidad catalana.


La salida de Neymar Jr al PSG

El brasileño, a muy temprana edad, ya se perfilaba como una superestrella mundial, razón por la que el conjunto blaugrana, en diciembre de 2013, consigue su fichaje por el precio de 97 millones de euros. Neymar en muy poco tiempo se estableció en el primer equipo; empezando a vislumbrar a propios y extraños. Su llegada le ayudó al conjunto culé a tener muchas más variantes en la ofensiva, y con el tiempo formaría parte de uno de los mejores tridentes de ataque en la historia del Barcelona, la «MSN» (Messi, Suárez y Neymar).

Con sus excepcionales capacidades para eludir a los rivales, el internacional sudamericano estaba orientado para convertirse en el sucesor del astro argentino. En 2016, Bartomeu lograría hacer que el atacante firmase su extensión de contrato hasta el 2021, pero con el error haberle colocado una cláusula de salida de 222 millones de euros, ya que con ella, pensó que se había logrado blindar el futuro del jugador. No obstante, un año después el presidente blaugrana iba a ver como el Paris Saint Germain pagaría dicha cantidad y se llevaría al delantero.

 

Falta de planificación en los fichajes

En los últimos cinco años, el club no fue capaz de concretar incorporaciones importantes y únicamente llegaron jugadores que no terminaron de comprender y desarrollar el estilo de juego del equipo; futbolistas que después serían vendidos por un menor precio.

Durante el mandato de Bartomeu se han invertido más de 1 347 millones de euros en compras como: Arda Turan, Alex Vidal, André Gómez, Paco Alcácer, Lucas Digne, Denis Suárez, Marlon Santos, Yerry Mina y Deulofeu, Boateng, Murillo, entre otros.

No obstante, ninguno poseía capacidades importantes para en búsqueda de repotenciar al equipo; situación que llevó a Messi a notificar su decisión de salir de la institución, ya que sintió que Bartomeu no estaba cumpliendo sus demandas de fichar jugadores de calidad, con los que pudiera seguir obteniendo títulos.

Además, uno de sus errores más grandes se basa en desembolsar importes en jugadores que no podrían ser capaces de desempeñar sus funciones naturales, como es el caso de Philippe Coutinho (160 M€) y Antoine Griezmann (120 M€), quienes han tenido que jugar desde la banda, ya que Messi es el que cumple la función de mediapunta con libertad. Asimismo, el fichaje de Ousmane Dembélé (150 M€) que, hasta el momento, también es considerado un fracaso de la directiva.

 



Salida de Ernesto Valverde

El despido del míster español fue otro ejemplo de la mala gestión y organización del máximo dirigente de la entidad. Si bien es cierto que su tiempo como entrenador culé estuvo lleno de altos y bajos, la decisión de anunciar su salida de la institución, tras la eliminación en la Supercopa de España en la derrota frente al Atlético de Madrid (3-2), fue desalentadora e innecesaria, ya que se hizo a mitad de temporada. 

Antes de su destitución, Valverde estaba siendo fuertemente cuestionado por la irregularidad del equipo, la poca contundencia en el ataque y la falta de resultados positivos. Sin embargo, conquistó cuatro títulos: 2 ligas, una Copa del Rey  y una Supercopa de España.

Su despido dejaría al equipo blaugrana bastante trastocado y con muchas dudas, pues Bartomeu traería a Quique Setién, un experimento que le saldría muy caro al presidente, ya que este entrenador sería protagonista de una de las temporadas más pobres del equipo en los últimos años, y otro espectador en la estrepitosa derrota por goleada recibida por el Bayern Múnich en la Liga de Campeones 


Luis Suárez al Atlético de Madrid

Este representa el último de los errores que ha cometido Bartomeu en sus 7 años como presidente de la institución, debido a que esta decisión significó deshacerse del segundo referente en el ataque; un delantero que a pesar de tener 33 años ha demostrado que sigue vigente y que todavía posee grandes capacidades goleadoras.

Además, esta medida terminó dejando al equipo azulgrana sin ningún delantero centro y, a su vez, le permitió reforzar al Atlético de Madrid, uno de sus rivales directos en España. La salida del charrúa fue muy criticada por la afición culé, pues para ellos no fue la despedida que se le debía dar al tercer máximo goleador de la historia del club (198 goles en 283 encuentros).

Comenta esta noticia
Update CMP