La alcaldía de Valencia se empieza a disputar en Marítimo y Ruzafa

La brisa marinera refrescará el inicio de campaña de Ribó, Giner y Gómez

La brisa marinera refrescará el inicio de campaña de Ribó, Giner y Gómez

Ribó, Giner y Gómez inician la campaña en els Poblats Marítims, mientras que Unidas Podemos y Vox comparten Ruzafa y el PP apuesta por un feudo seguro como el Ensanche

Será por la brisa marina que tan bien empieza a sentar en las ya tórridas noches primaverales, será por el crecimiento de población que ha tenido el distrito Marítimo en los últimos años, será por el valor simbólico que encarnó su lucha contra la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez o será por su cautivadora personalidad, la cuestión radica en que tres de los cinco partidos con representación en el actual Ayuntamiento local han escogido la Valencia marinera para iniciar la campaña a las municipales del 26 de mayo.

El alcalde Joan Ribó y su equipo (veremos si con o sin -como en la foto de presentación de ayer- sus concejales más controvertidos: Fuset y Grezzi) han elegido la emblemática plaza Cruz del Canyamelar, la única que conserva en toda la zona una de estas históricas cruces de término. De esta manera, también, dan visibilidad a la reivindicación de Canyamelar en Marxa, que reclama la separación de Cabanyal y Canyamelar en el nomenclator del Ayuntamiento de Valencia. Paradójicamente, hasta la fecha poco caso ha demostrado el equipo de gobierno hacia esa petición.

Por su parte, Fernando Giner, el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Valencia, ha optado por el paseo marítimo, una del arterias viales más concurridas por turistas y por lugareños, que representa, a la vez, pasado y futuro de Valencia. Tardó en construirse y ahora resulta un lugar imprescindible de la ciudad. Giner, cofrade en la Semana Santa Marinera, llevará a cabo este comienzo de campaña después de anunciar ayer que solicitará a la Unesco la declaración de los denominados Poblados Marítimos como Patrimonio de la Humanidad. 

Y no podía faltar a la cita con su barrio Sandra Gómez, la aspirante socialista a la alcaldía y en la actualidad concejal de Turismo. Lo hará, en concreto, en la plaza de los Ángeles, en el Cabanyal. Se trata de un punto icónico de la Semana Santa Marinera y también de la barriada donde creció la edil del PSOE, tal como ella recalca con asiduidad. También en el Marítimo tiene una reputación el número dos de su lista, el independiente Emiliano García, propietario de Casa Montaña.

El Partido Popular ha optado por un lugar más alejado del mar. Para esa formación las protestas de la prolongación del Cabanyal no comportan los mismos recuerdos positivos que para otros partidos. Las sufrieron en sus carnés cuando gobernaban y no imperó, precisamente, el diálogo. De hecho, el distrito Marítimo fue uno de los que más se resistió a Rita Barberá en sus épocas de mayorías absolutas como alcaldesa. María José Catalá sigue con la bandera de las tradiciones y se ha inclinado por una falla, Císcar-Burriana, enclavada en un barrio muy pro PP, el Ensanche, para empezar la campaña. Prefiere iniciarla jugando en casa.

Como Unidas-Podem y Vox, partidos teóricamente antagónicos que, casualmente, coincidirán en otra barriada muy de moda en Valencia, sobre todo para extranjeros que se asientan en la capital autonómica. Lo harán en la cosmopolita y abigarrada Ruzafa, cada uno en su propia sede. La de Podem, en la calle Cádiz, hacia el lado del mercado más próximo a las vías; mientras, la de Vox se halla situada al otro del mercado, en los aledaños ya del Ayuntamiento, frente a los cines Lys.

 

Comenta esta noticia
Update CMP