27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias da por seguro que habrá una república y retirará los títulos al Emérito

Pablo Iglesias en 'La hora de la 1'

Pablo Iglesias en 'La hora de la 1'

El vicepresidente del Gobierno ha insistido en su discurso en contra de la Monarquía y ya tiene claro que tarde o temprano se acabará con la institución.

Pablo Iglesias no cejará en su empeño de acabar con la monarquía porque el objetivo lo tiene claro, instaurar en España una república. De hecho, ya da por seguro que "es cuestión de tiempo" que se abra paso ese "horizonte republicano".

Además, para justificarse, ha asegurado en una entrevista en La hora de la 1, que "cada vez que se visualiza que el partido que más defiende la monarquía es Vox, la ultraderecha que reivindica la dictadura, eso sitúa el horizonte de los monárquicos mucho más pequeño", ha sentenciado, olvidando, por otra parte, que su socio de Gobierno, el PSOE de Pedro Sánchez, ha cerrado filas en torno a Felipe VI, dejándole solo en su empeño republicano.

 De hecho, existe una enorme discrepancia en el seno del Ejecutivo que el propio Iglesias ya ha aireado. Hace unas semanas, el vicepresidente aseguró en una entrevista en la Cadena Ser que mantuvo una "discusión fuerte" con el jefe del Ejecutivo por la "huida del Rey emérito", según apuntó, ya que los dos mantienen "diferencias intensas" en este asunto.

Una de esas diferencias se centra en la necesidad existente, a su juicio, de retirarle el título al Rey emérito a raíz de las informaciones que apuntan a la posibilidad de que haya cometido irregularidades. "Estamos en minoría en el Gobierno, pero eso sí, no renunciamos a convencer a nuestro socio".

Además, ha argumentado que tiene la "sensación de que no vamos a ser solo nosotros, sino que sus propios militantes y electores les van a decir que hasta aquí hemos llegado, que eso es inaceptable", ha dicho. 

Junto a ello, ha hecho referencia a la negativa del CIS a preguntar sobre la monarquía, asegurando que "el efecto que se consigue es el contrario" ya que da por sentado que los ciudadanos piensan que "esto debe ser importante si Tezanos se niega".

Sobre la gestión de la pandemia: "Estoy orgulloso del trabajo que hemos hecho"

Por otra parte, ha hecho referencia a la reunión que mantuvieron este lunes el presidente del Gobierno e Isabel Díaz Ayuso, señalando las discrepancias existentes entre ambos ejecutivos. "Acudir a una reunión no significa estar de acuerdo con las medidas de Ayuso", ya que a su juicio la presidenta regional ha optado por intentar "criminalizar la pobreza" en lugar de reforzar servicios públicos esenciales, como el sanitario.

Además, ha añadido que "no parece sensato escuchar a algunos responsables de las administraciones en Madrid decir que los ciudadanos tienen que elegir entre ser el virus o la vacuna", censurando las palabras pronunciadas por el vicepresidente madrileño Ignacio Aguado.

Así, ha señalado que, a su juicio, "los trabajadores públicos que van a ser fundamentales para seguir combatiendo esta pandemia no son policías y militares. Son médicos, enfermeros y profesores", además de añadir que está "muy orgulloso del trabajo que hemos llevado a cabo junto al PSOE" durante la pandemia.

"Vamos a conseguir los Presupuestos con la mayoría de la investidura"

Respecto a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, ha asegurado que están "muy satisfechos con el trabajo y se va a notar que estamos en la preparación de los presupuestos".
"Creo que tenemos razones para el optimismo porque las fuerzas políticas que apoyaron la investidura han mostrado su disponibilidad a negociar. Nadie da nada gratis pero vamos a conseguir tener los presupuestos en tiempo y forma y con la mayoría de la investidura por lo que podremos comer y dormir", ha asegurado.

De hecho, ya da casi por cerrada la puerta a un posible pacto con Ciudadanos ya que considera que "en este país se tienen que hacer cosas muy diferentes de lo que se está haciendo en el Gobierno de Madrid".

"Bankia debía ser un banco público"

Por su parte, también ha vuelto a airear otra de sus discrepancias con Sánchez. La que tiene que ver con la fusión entre Caixabank y Bankia, señalando que intentó "convencer al presidente y al PSOE de que Bankia debía ser un banco público", ya que, a su juicio, "no siempre es sano para el sistema financiero ciertas fusiones".

Además, ha hecho referencia a dos de las cuestiones judiciales que acorralan a Podemos, el caso Dina y la imputación por una supuesta financiación irregular y que investiga las relaciones entre la formación morada y la consultora Neurona

"Que se investigue hasta el final, estoy muy acostumbrado de que se nos haya acusado de todo tipo de cosas", ha asegurado, para después añadir respecto al asunto de la tarjeta de su asesora que deben ser "los tribunales de justicia los que establezcan lo que ha ocurrido".

Comenta esta noticia