09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bildu humilla a Sánchez y le deja claro que depende de Otegi

El candidato socialista no ha defendido al Rey cuando Mertxe Aizpurua se ha permitido llamarle 'fascista' en pocas palabras.

Tras la bochornosa intervención de ayer del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en la que se permitió amenazar a Pedro Sánchez con tumbar la legislatura si no hay “mesa de negociación”, este domingo le ha tocado su turno a los socios proetarras del candidato socialista, que han ido por el mismo camino de la humillación a un candidato socialista que se ha vuelto a esconder frente a los ataques de los antidemócratas a España y a sus instituciones.

La vergonzosa intervención de la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha pivotado entre los mantras habituales de los herederos políticos de ETA. La proetarra ha acusado de “autoritario” al Estado Español y se ha permitido decir que la Transición Española -durante la cual hubo decenas de crímenes etarras- no instauró “la verdadera democracia.

Respecto a la investidura, la portavoz bildutarra se lo ha dejado claro a Sánchez: “Sin nuestros votos y sin atender las demandas de nuestras naciones no hay, ni habrá, gobiernos de progreso”  y añadió que el brazo político de ETA lleva “lleva mucho tiempo apelando a que, como naciones que somos, podamos ejercer nuestro derecho a decidir”.

Sánchez ni se inmutó al escuchar estas palabras. Ni siquiera cuando Aizpurua se permitió atacar a la Corona, asegurando que “El monarca apeló claramente a conformar un bloque político capaz de profundizar en la contrarreforma”.

La intervención de la portavoz ha sido recibida este domingo en el Pleno de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, con gritos de "asesinos" o "terroristas".

Prácticamente desde que ha subido a la tribuna, desde la bancada de la derecha, donde se encuentran ubicados el PP, Vox y Ciudadanos, se ha comenzado a interrumpir a la dirigente de Bildu. La primera vez cuando estaba criticando el discurso del Rey tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Enseguida, se le ha dirigido un "asesinos" desde los escaños de la derecha del hemiciclo e incluso también se ha podido escuchar un "Viva el Rey".

El primer calificativo no ha pasado desapercibido para la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ha tenido que intervenir en diversas ocasiones para pedir a sus señorías que guardaran silencio y que respetaran a la diputada que estaba en uso de la palabra.

Aizpurua ya era diputada en la legislatura fallida, aunque es la primera vez que Bildu logra grupo parlamentario propio al sumar cinco diputados y superar el 15% de voto en las tres provincias vascas y en Navarra.



Comenta esta noticia
Update CMP