06 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Hugo Sierra destapa a Adara en pleno directo y catapulta Telecinco al espacio

Hugo Sierra se cansó de seguir callando y lo hizo en horario de máxima audiencia.

Hugo Sierra se cansó de seguir callando y lo hizo en horario de máxima audiencia.

Acabáramos. Optó por callar mientras a su alrededor todo el mundo hablaba. Ahora, cansado, decidió romper su silencio por más tiempo y lo hizo en horario de máxima audiencia en prime time.

"Estoy destrozada, pasándolo fatal, intentado asimilarlo...", así describía su situación actual Adara Molinero ante Jorge Javier Vázquez este jueves en la Gala de Supervivientes. La ruptura con Gianmarco no ha dejado a nadie indiferente pues muchos no entienden qué ha podido pasar entre ellos.

Mientras las versiones de ambos están completamente enfrentadas -él defiende una deslealtad por parte de ella con Rodri Fuertes a través del móvil, y Adara lo niega- una nueva voz se ha sumado a esta pareja rota: se trata de Hugo Sierra, expareja de la ganadora de Gran Hermano VIP 7, y actualmente en Honduras concursando en Supervivientes.

Tras escuchar lo que decía Elena, madre de Adara, Hugo ha querido dejar claro que la madre de su hijo quiso volver con él hasta justo antes de entrar en este reality: "Creo que no fui tan malo porque hasta el momento que yo me vine para aquí, la verdad es que ella siempre quiso una reconciliación conmigo y yo fui el que no quise".

Unas palabras que ratificaba con "pueden decir misa pero hasta que yo vine aquí, Adara siempre quería volver conmigo". Y es que si no quiso volver con Adara fue por todo lo que pasó dentro de El Tiempo del Descuento con Gianmarco: "La segunda vez ya me decepcionó totalmente y ya no había perdón".

Pero la noche de Adara no terminó ahí pues tuvo que enfrentarse cara a cara con Bea, la ex de Rodri Fuertes. Una discusión que terminó en insultos. "Me ha llamado poligonera, esa mujer que se viste de pija y es más chabacana que nadie. Yo no soy mala, cuando volví de Supervivientes le escribí para decirle lo orgullosa que me sentía de su madre. Ahora lo que ha pasado es que pierde el control y ataca", explicaba Bea.

Unos ataques que no terminaron ahí: "Tú eres la que me dijo que me iba a comer los mocos y que era el segundo plato y la que acaba siendo el segundo plato y comiéndose el segundo plato eres tú. A mí me gusta el postre y lo tengo en mi casa. A ella siempre le ha gustado Rodri".

Muestra evidente de que en tiempos de coronavirus y sobredosis de información sobre el Covid-19 la gente necesita programación de entretenimiento que les ayude a evadirse de la cruda realidad con los problemas ajenos fue que la Gala de Supervivientes no solo lideró la noche para Telecinco sino que trituró literalmente la parrilla: hasta un 27.1% de cuota de pantalla (que se dice pronto) y 3.798.000 espectadores. Casi nada.

Para hacerse una idea solo hay que ver que la cadena que más se acercó fue La Uno con la película La Montaña Embrujada y un 9.3% y 1.774.000.

Comenta esta noticia