27 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Así se montó la ruta de los puticlubes pagados con dinero de la Junta andaluza

Aspecto del Don Angelo, el prostíbulo sevillano ya clausurado donde más dinero gastó Villén.

Aspecto del Don Angelo, el prostíbulo sevillano ya clausurado donde más dinero gastó Villén.

El que fuera director del fondo de formación y empleo se fundió casi 32.000 euros en juergas en prostíbulos, como uno muy cercano al campo del Betis.

A lo largo de seis años el exdirector general de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), Fernando José Villén Rueda, disfrutó de seis tarjetas de crédito para gastos de representación con las que se pagaban fiestas en prostíbulos.  En tres de estas tarjetas asignadas a este ex alto cargo de la Junta de Andalucía se llegaron a contabilizar hasta 43 abonos en cinco  conocidos prostíbulos emplazados en Sevilla, Chiclana (Cádiz) y Córdoba.

Una práctica, común por lo que se ve, y un escándalo del que nada quiere saber la presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, limitándose a admitir que le “repugna”; y que el PP andaluz no deja de denunciar, hasta el punto de que su líder, Juan Manuel Morenp Bonilla, convocó a los medios a la puerta de uno de ellos.

 

Los pagos con estas tarjetas black se elevaron a un total de 31.969 euros, a los que se suma otro en efectivo de 306 euros, y se realizaron entre el 20 de octubre de 2004 y el 23 de marzo de 2010, según desvela un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, recogido al detalle en un reportaje la edición sevillana de ABC. El gasto en “locales donde se ejercía la prostitución” supuso “el mayor importe financiado con tarjetas asociadas a las cuentas de la Faffe”, una fundación disuelta en 2011 por la Consejería de Empleo dedicada a proporcionar formación de parados.

El desglose de los gastos realizar permite trazar una ruta por los puticlubes. Don Angelo era el club de alterne donde más veces se utilizaron las tarjetas de la Faffe. Por ejemplo, durante la noche del 22 de marzo de 2010 y la madrugada del día siguiente, Fernando Villén realizó 15 pagos con su tarjeta opaca de representación. En algo menos de seis horas, entre las 20.57 hasta las 2.43 horas, cargó a la tarjeta hasta 14.737 euros.  

Acudió en cinco ocasiones más a este local ubicado muy cerca del estadio del Real Betis, el Benito Villamarín, en el capital sevillana. En total se gastó 25.277 en este local de adultos ya clausurado. “Algo más de dos días más tarde, utilizando la misma tarjeta, se efectúan operaciones de anulación de cargos, es decir, de devolución de todos los importes cargados”, detalla el atestado policial. El dueño del establecimiento declaró a la Guardia Civil que no tenía constancia de devolución alguna. Pero la información bancaria lo desmiente. En opinión de los investigadores, esta afirmación del propietario “no se ajustaría a la realidad”.

La distribución total del gasto en estas juergas a cargo del dinero de todos los andaluces queda así: el 20 de octubre de 2004 se pagaron 1.948 euros en el Club Don Angelo; el 22 de diciembre de 2004 830 euros en el mismo club; el 17 y 18 de mayo de 2005 1.691 euros en el club Top Show de Sevilla; el 24 de mayo de 2005 900 euros en el mismo establecimiento; el 8 de noviembre de 2005 780 euros en el Club La Casita de Sevilla; el 7 de abril de 2006 1.120 euros en la Sala De Luxe de Córdoba; el 9 de abril de 2006 270 euros en el mismo club; el 26 de marzo de 2008 2.000 euros en el Club Don Angelo; el 11 de abril de 2008 1.931 euros en el Club Bahía 2 de Chiclana; el 3 de junio de 2008 3.106 en el Club Don Angelo; el 10 de julio de 2008 2.656 en el mismo club; y el 22 y 23 de marzo de 2009 14.737 euros de nuevo en el Don Angelo.

Comenta esta noticia
Update CMP