05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez agrava la herida abierta con el Rey dejándole tirado sin previo aviso

Los ninguneos al Rey por parte del presidente del Gobierno se suceden uno tras otro, esta vez ha preferido viajar a Bruselas que encontrarse con Felipe VI tal y como tenía previsto.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a dar otro plantón al Rey, marchándose a una reunión con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en lugar de acudir a la recepción que los Reyes ofrecen al cuerpo diplomático acreditado en España, a la que siempre han acudido los líderes del Ejecutivo.

La cita con Michel se enmarcan en la ronda de reuniones que se realizan para la preparación de la cumbre extraordinaria convocada para la elaboración de los presupuestos comunitarios del periodo 2021-2027, según informa la cadena Cope.

 Sin embargo, la preparación de estos presupuestos no será tarea fácil, puesto que ha puesto de manifiesto la división existente en el seno de la Unión Europea, donde España tendrá que pelear por mantener su dotación actual de la Política Agraria Común (PAC), un asunto vital para resolver los problemas de los agricultores que ya se han revelado contra la política del Gobierno, convocando movilizaciones ante la asfixia que vive el campo.

Frente a la postura de los países del Sur y del Este de Europa, entre los que se encuentra España y Portugal, que ven necesario continuar con estas ayudas para evitar un colapso en el sector agrícola, se colocan países como Países Bajos, Suecia o Austria, más partidarios de recortar estas políticas.

Una historia de desprecio constante

Sin embargo, pese a la importancia que supone esta negociación para España, lo cierto es que se trata de una reunión preparatoria, por lo que la ausencia de Sánchez a la recepción del cuerpo diplomático, solo se entiende en el marco del ninguneo constante de Sánchez a la figura del Rey, al que ya ha dejado plantado en otras ocasiones, e incluso se ha permitido el lujo de llegar tarde a sus reuniones.

Y es que, muy sonados fueron entonces los 50 minutos tarde a los que llegó al despacho de verano con el Rey en el Palacio de Marivent, cuando abandonó un almuerzo ofrecido por Felipe VI a a los patronos del Instituto Cervantes, o incluso su desplante en los Premios Princesa de Asturias, donde la Princesa Leonor realizó su primer discurso institucional, pero allí, Sánchez tampoco estaba.

Comenta esta noticia