19 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy proporciona al PSOE el arma definitiva que va a neutralizar a Sánchez

Rajoy y el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, en una de sus reuniones en Moncloa

Rajoy y el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, en una de sus reuniones en Moncloa

El resultado es demoledor para las aspiraciones del exsecretario general y revela por qué los barones aceleraron su ofensiva en el Comité Federal del 1 de octubre.

Este próximo lunes, ya con su gobierno formado y ejerciendo de presidente con todas sus funciones tras casi un año de bloqueo institucional, Mariano Rajoy estará en condiciones de "devolver el favor" a la gestora del PSOE, la que posibilitó la abstención en la investidura tras el derrocamiento de Pedro Sánchez y su inflexible estrategia del no es no

Y todo gracias a un sondeo, el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que puede sepultar definitivamente las expectativas de Sánchez en su apuesta -gira en la carretera, incluida- por recuperar el liderazgo del PSOE.

El esperado sondeo corresponde al pasado mes de octubre y recoge -lo que aterra a la dirección socialista que encabeza ahora Javier Fernández- intención de voto. Y es que este trabajo fue además realizado justo después de que Sánchez dimitiera como secretario general del PSOE tras el convulso Comité Federal del pasado 1 de octubre, en el que fue derrotado por los barones rebeldes encabezados por Susana Díaz.

En el último CIS, el previo a los comicios en el País Vasco y Galicia, el trabajo de campo ya adelantaba la debacle que finalmente los socialistas sufrieron el 25-S. Y, además, alumbraba el más negro panorama para los de Sánchez si finalmente este forzaba las terceras elecciones.

Una encuesta que se sumaba a los trackings internos de Ferraz que auguraban que en esos terceros comicios el PSOE podía ver reducida su representación a apenas 60 escaños y que confirmaban el sorpasso de Podemos.

Fue con estos datos, con los que Susana Díaz dio un golpe sobre la mesa y, aliada con el manchego Emiliano García-Page y con el extremeño Guillermo Fernández Vara, provocó la derrota y dimisión de Sánchez.

Según las fuentes consultadas por ESdiario, los resultados de la encuesta que el CIS va a difundir este lunes reflejan el estado agónico del PSOE en los últimos días de Sánchez y ratifican una previsión compartida por muchos de los críticos: que los terceros comicios hubieran provocado un desastre histórico para los socialistas. Estas misma fuentes aseguran que el sondeo certifica que el PP iba a mejorar de forma notable sus resultados del 26-J en torno a media decena de escaños.

Los antecedentes neutralizan la "reconquista" de Sánchez

Fuentes socialistas vinculadas con la gestora aseguran que el resultado que se va a conocer este lunes avala la decisión de los rebeldes de remover al líder y la posterior rectificación que la gestora oficializó en su último Comité Federal del 23 de octubre cuando acordó transitar del no a la abstención.

Este CIS, así lo cree la gestora, va a suponer un "jarro de agua fría" para las expectativas de exsecretario general y va avalar la decisión de Javier Fernández de retrasar las próximas primarias y el 39 Congreso Federal hasta después del verano. Y es que va a demostrar, a juicio de los actuales inquilinos de Ferraz, que Sánchez está amortizado y que su capacidad de liderazgo está gravemente comprometida.  "Sánchez no para de apelar a la militancia pero no quiere admitir que quienes le han dado la espalda son los votantes", afirma un diputado susanista.

En el barómetro de julio, el último del CIS con intención de voto y que se realizó apenas días después de las elecciones del 26-J, el PP ya cosechó su mejor marca desde 2013, concretamente un respaldo del 32,5%, 9,4 puntos por encima del PSOE, que se quedó con un 23,1%. 

Comenta esta noticia
Update CMP