23 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Belén Esteban explota contra la revista que le hace la vida imposible

Belén, en pie de guerra contra Lecturas

Belén, en pie de guerra contra Lecturas

La colaboradora de Sálvame está muy enfadada con una información que se ha publicado a toda portada. El asunto ha hecho que Belén estalle y saque a relucir asuntos espinosos del pasado.

La revista Lecturas dedica la portada de esta semana al anuncio de boda de Belén Esteban. El tema se plantea de una manera que parece que la rubia ha concedido una exclusiva dando pelos y señales sobre su enlace con Miguel. Sin duda, un buen cebo para atraer al lector. No obstante, el reportaje es tan solo un resumen de los explicado sobre el asunto en los platós por la protagonista. El tema le ha sentado muy mal a la copresentadora porque se presume algo que no es, y por ahí ella no está dispuesta a pasar.

Belén se ha desatado cuando en el plató de Sálvame han aparecido tres maniquíes ataviados con trajes de novia. En este punto, la Esteban se ha quitado el micro y ha abandonado el plató. Ha sido Raúl Prieto, uno de los directores del programa, quien la ha convencido para que no se marchara a casa, tal como había manifestado minutos antes. Y una vez de vuelta al puesto de trabajo, la Esteban ha manifestado su enfado con Lecturas. No entiende por qué se ha actuado así desde la revista que en tiempos fue su preferida, a la que daba todas las exclusivas: enseñó su casa, por primera y única vez, y también fue ahí donde se vio su nuevo rostro, entre otros reportajes. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, todo ha cambiado.

La Esteban partió peras con Lecturas el día en que publicaron un reportaje donde se recogía el testimonio de uno de sus archienemigos, su biógrafo, donde expresaba que tenía constancia de que Jesulín quiso pedir las pruebas de paternidad sobre su hija Andrea. Sin duda, una auténtica barbaridad, pues mira que se han publicado cosas sobre lo que ocurrió entre el diestro y la rubia pero jamás se había hecho mención a tan desagradable asunto. Aquello supuso un varapalo del que la colaboradora de Sálvame no se ha recuperado. Aunque afirma que no es rencorosa, la realidad confirma que ni olvida ni perdona. Así las cosas, no es exagerado decir que la relación entre Belén y la cabecera que dirige Luis Pliego es prácticamente inexistente. De hecho, sus últimas exclusivas las ha concedido a Semana, perteneciente al mismo grupo editorial que la revista que la trae a mal traer. Y ya van dos, porque no hace demasiado Terelu Campos le dio un toque de atención al medio de marras por publicar noticias de su hija, todavía menor de edad.  

Comenta esta noticia
Update CMP