21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez ignora a las víctimas con el mayor acercamiento de etarras en décadas

Pedro Sánchez y Grande-Marlaska conversan en el Congreso.

Pedro Sánchez y Grande-Marlaska conversan en el Congreso.

Varios terroristas son trasladados a cárceles más próximas al País Vasco por orden del ministro Marlaska. También el histórico grapo Silva Sande sale beneficiado por Interior.

Varios sanguinarios etarras y el más cruel de los terroristas de los GRAPO. Tal como han denunciado las víctimas en los últimos días, el Gobierno prosigue con su acercamiento al País Vasco de presos de ETA. Este lunes se han aprobado otros cuatro traslados, la cifra más alta en los últimos tiempos.

Entre ellos se encuentra Mikel Orbegozo, que pasa del centro penitenciario de Badajoz al de Valladolid. Este interno ingresó en prisión el 21 de febrero de 2005 y cumple condena de 12 años y 26 meses por organización terrorista, tenencia ilícita de armas, falsificación de documento público y resistencia a la autoridad. Cumplió las tres cuartas partes de la condena en septiembre de 2015 e Interior informa de que ha aceptado la legalidad penitenciaria y ha renunciado al uso de la violencia.

También será trasladado el etarra Francisco Javier Chimeno, que ingresó en prisión en el año 2000 y cumple 30 años por intentos de asesinato y tenencia de explosivos. Será trasladado de Alicante a Burgos y cumplió tres cuartas partes de condena en julio de 2016.

Por su parte, Igor González Sola pasará de Madrid II al centro penitenciario de Soria. Cumple las tres cuartas partes de condena en marzo de 2020. En este caso, cumple desde 2005 una condena de 20 años por los delitos de colaboración con banda armada, depósito de armas y falsificación de documento oficial. Se considera que ha aceptado la legalidad penitenciaria, según el departamento que dirige Fernando Grande Marlaska.

El último de los cuatro miembros de ETA es Jorge Fraile Iturralde, que será acercado a Cantabria desde la prisión de Badajoz. Ingresó en prisión el 10 de abril de 1998 y cumple condena de 25 años por colaboración con banda armada, tenencia de explosivos, estragos y daños. En enero de 2017 cumplió las tres cuartas partes de condena y, según Interior, ha aceptado la legalidad penitenciaria.

Además, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha aprobado también este lunes el traslado de Madrid a Teixeiro (La Coruña) de Fernando Silva Sande, el miembro de la banda terrorista GRAPO.

El organismo dependiente del Ministerio del Interior ha indicado que el traslado de Silva Sande se ha aprobado tras oír a la junta de tratamiento de la prisión madrileña de Soto del Real, que lo justifica por vinculación familiar. Ingresó en prisión el 6 de octubre de 2005 y cumple una condena de 30 años por asesinatos, homicidios, atentados, robos, detención ilegal y estragos.

 

Comenta esta noticia
Update CMP