21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El abogado de Podemos tira de la manta y denuncia un "complot" al más alto nivel

José Manuel Calvente, despedido fulminantemente junto a una compañera cuando ambos investigaban irregularidades graves -según su versión- presentará una querella criminal contra el partido.

El escándalo en Podemos crece por momentos. El hasta el lunes delegado de Protección de Datos de Podemos y coordinador del equipo legal del partido, José Manuel Calvente, ha denunciado la existencia de un "complot" para él para quitárselo de en medio por husmear donde no debía.

Él y su compañera Mónica Carmona, también despedida cuando ambos investigaban presuntas irregularidades contables así como pagos en negro y sobresueldos a algunos cargos de la formación y anomalías en las consultas internas y los procesos de primarias.

  

Calvente asegura que es "rotundamente falso" que él acosara sexual y laboralmente a una compañera del departamento, que es la razón que esgrime Podemos para haberle despedido.

"Esto forma parte de esta campaña que están realizando para ocultar las irregularidades que estábamos investigando. Yo tengo pruebas documentales -que me han enviado- de la implicación de las personas contra las que me voy a querellar", afirma en un comunicado. 

Señala directamente a la diputada Ione Belarra, mano derecha de Irene Montero, como ideóloga del "complot" en el que la víctima de ese supuesto abuso sería Marta Flor Núñez, otra de las abogadas del partido.

Es por eso que está decidido a presentar una querella criminal contra Podemos, que como contraataque ha enseñado la carta de despido, en la que afirma que Calvente venía acosando a su compañera desde 2017. Sorprendentemente, si esto es así en dos años la formación no había tomado medidas (o la supuesta víctima no lo había puesto en conocimiento de nadie). 

En una comparecencia ante los medios de comunicación en el Congreso, la secretaria de Feminismos de Podemos, Sofía Castañón, ha querido dejar claro que el despido responde a "motivos de acoso laboral por razón de género" y ha defendido que este tipo de casos deben llevarse "con toda la discreción".

Comenta esta noticia